secor inmobiliario

Las rentas de las oficinas subieron un 31% en Barcelona en el 2019

Colonial mejoró sus beneficios un 58% en el 2019 gracias al aumento de alquileres y revalorización de activos

Joan Josep Brugera (izquierda), presidente, y Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial.

Joan Josep Brugera (izquierda), presidente, y Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial. / ACN / ANDREA ZAMORANO

2
Se lee en minutos
Max Jiménez Botías

Colonial es uno de los principales caseros de oficinas en Madrid y Barcelona, sus activos superan los 12.000 millones de euros, y tiene una percepción de primera mano de cómo evolucionan las rentas en esas ciudades. En el 2019, los nuevos contratos firmados en la ciudad de Barcelona se incrementaron un 31%, según ha dado a conocer este jueves el consejero delegado de la inmobiliaria, Pere Viñolas. Ese incremento está bastante por encima de la subida de la renta media, que Colonia sitúa en el 14% durante el ejercicio ya transcurrido.  Ese espectacular incremento de las rentas se debe a la elevada demanda y escasa oferta 'prime' --Colonial se mueve principalmente en las zonas más caras de la ciudades en las que opera, Barcelona, Madrid y París--. "Mas de dos terceras partes de los nuevos contratos son de empresas que nunca antes habían estado en Barcelona", ha comentado Viñolas. Y la situación es que la disponibilidad es tan solo de un 1%. 

Colonial destaca, asimismo, que el incremento de las rentas en Madrid, fue del 9%, mientras que en París llegaron al 7%. El gran atractivo de Barcelona es que se ha convertido en un polo de atracción de empresas tecnológicas. Se da la circunstancia de que la La Ciudad Condal tiene seis millones de metros cuadrados de estoc y una demanda de 4.00.000 metros cuadrados, mientras que Madrid, con 10 millones tiene una demanda de 600.000, "Comparativamente, la presión sobre Barcelona es mucho mayor", destacó Vinyolas.

Resultados espectaculares

Noticias relacionadas

La compañía inmobiliaria registró un beneficio de 827 millones de euros, un 58% por encima de los 525 millones registrados en el 2018. Ese incremento en gran parte se debe a la revalorización de activos, que pasó de 580 millones en el 2018 a 819 en el pasado ejercicio. De la actividad de la inmobiliaria destaca ingresos de 352 millones por alquileres, lo que supuso un 4% más que en el ejercicio anterior. Tras descontar resultados financieros y gastos, el beneficio recurrente fue de 139 millones de euros.

La compañía ha destacado el incremento de la cartera de oficinas en Barcelona en un 16%, un 6% en Madrid y un 9% en París. La inmobiliaria tiene una cartera de inversiones en desarrollo que incluye 10 proyectos entre las tres ciudades. Esa cartera está valorada en 1.277 millones, de los que en su mayor parte ya están invertidos. solo quedan pendientes 300 millones por invertir, ha comentado Viñolas.

Temas

Colonial