19 feb 2020

Ir a contenido

ENFRENTAMIENTO ENTRE CIUDADES

Madrid irá a por todas para quedarse con el Mobile World Congress de Barcelona

Ayuso ha desvelado que ya ha estado hablando "semanas atrás" con los organizadores

Colau responde: "Ayuso alimenta la confrontación y la polémica. No es el camino"

Pilar Santos / Toni Sust

Díaz Ayuso, sobre el Mobile World Congress: Madrid está preparado para acoger el congreso. Iremos a por él. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunció este jueves que ha decidido dar la batalla para atraer a su ciudad el Mobile World Congress, la feria de móviles más importante del mundo, que se celebra en Barcelona desde 2006. En un coloquio con empresarios y prensa, la dirigente del PP aseguró que ha mantenido contactos con los organizadores “semanas atrás” para lograr el cambio de sede. “Estamos preparados para acoger el Mobile. Iremos a por él”, afirmó.

Ayuso lanzó este aviso cuando el moderador del acto le planteó el asunto a raíz de un artículo publicado en la web del Ayuntamiento de Barcelona en contra de la tecnología 5G. En la columna, que el consistorio borró a media mañana, se planteaba una “moratoria al despliegue” de la tecnología 5G hasta que “se sepa con certeza que no afecta a la salud y el medio ambiente”. La dirigente del PP afirmó que si Ada Colau, la alcaldesa, va a dar ese “trato” a los organizadores de la feria, Madrid puede acogerla. “Haremos todo lo que esté en nuestra mano para que también [el Mobile World Congress] venga a Madrid. Aquí tendrán toda la libertad para moverse, para relacionarse y para emprender”, añadió. En la edición de 2016 coincidió con una huelga de metro y, en 2018, el malestar independentista por el discurso del Rey el 3 de octubre desató protestas contra él la noche de la inauguración. La organización del congreso, GSMA, que agrupa a las empresas del sector, reconoció hace un año que en 2018 preparó ubicaciones alternativas a Barcelona por el ‘procés’. Y, este año, la feria del móvil se vuelve a encontrar con las amenazas de huelga en el transporte. El bus y el taxi presionan a la Administración con protestas entre el 24 y 27 de febrero.

Contrato hasta 2023

GSMA firmó con Colau en noviembre del 2015 la prórroga del contrato, de 2018 a 2023. Barcelona compitió en aquel momento con otras ciudades, entre ellas París. El Mobile atrajo a cerca de 110.000 asistentes el año pasado, tuvo un impacto de más de 470 millones de euros y generó 14.000 empleos temporales aproximadamente.

No es la primera vez que el Gobierno de Madrid se interesa por este congreso. Ya en 2016, la entonces presidenta Cristina Cifuentes también mostró su deseo de acoger el Mobile, aunque no avanzó en los contactos.

En este caso, Ayuso afirma que ya ha tenido contactos con los organizadores, aunque fuentes de su Gobierno quisieron rebajar la tensión después y añadieron que el Ejecutivo madrileño “no quiere que salga de Barcelona y se vaya de España”. “Pero si sale, Madrid estará ahí”, añadieron esas fuentes.

El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado (Ciudadanos), sostuvo que sabe que los promotores de la feria de tecnología “están preocupados” por la situación en Catalunya. Aguado lamentó que Colau haga “propuestas aldeanas, diciendo que va a romper el puente aéreo”. “Ese tipo de planteamientos espantan la inversión, a las empresas y a los congresos”, apuntó.

Colau replica

Las afirmaciones de Ayuso fueron replicadas por la propia Colau y por su primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, en un tono comedido. En el consistorio se aseguraba que no existe inquietud alguna por la posible vía madrileña. En declaraciones a La Sexta, Colau ha lamentado que  Ayuso esté acostumbrando a la ciudadanía "a declaraciones incendiarias: “Demuestra que no sabe cómo funciona la celebración de grandes congresos. Lo que menos le gusta a la actividad económica es que haya confrontación y lo que quiere es que haya colaboración”.

En su perfil de Twitter, la alcaldesa insistió: "Ayuso alimenta la confrontación y la polémica. No es el camino". "Años de trabajo duro y colaboración entre administraciones. Esa es la clave detrás de eventos de éxito como el Mobile World Congress que la señora Ayuso parece desconocer", escribió en las redes sociales.  "Invito a Ayuso a buscar nuevas oportunidades y propuestas, a buscar nuevas ferias y congresos para su ciudad, como hace constantemente Barcelona, y que deje de copiar o robar ideas a los demás", ha declarado Collboni.

Para que la fiesta fuera completa, también ha respondido a la presidenta madrileña Núria Marín, alcaldesa de L'Hospitalet, que de hecho es la localidad que acoge en su término municipal el grueso del Mobile World Congress: "Veo que la sra. Ayuso se fija mucho en lo que hacemos en #LHospitalet a base de trabajo, diálogo y consenso. Debería dedicar sus esfuerzos a gobernar de la misma forma poniendo por encima de todo el bienestar de sus vecin@s. No se preocupe,en #LHospitalet el Mobile está en su casa".  

La ministra Maroto

Y la guinda del recelo la ha puesto la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que no ha cerrado la polémica, más bien al contrario, al afirmar que lo relevante es el Mobile y no dónde se celebre: “Este congreso ahora está en Barcelona. Nosotros creemos que el proyecto en Barcelona ha tenido presente y tiene futuro. Si hay otra candidatura, que sea la organización la que decida cuál es la mejor ubicación”.

El fantasma de la pérdida del Mobile recorre Barcelona hace años. Lo hizo especialmente cuando Colau alcanzó la alcaldía. La alcaldesa había criticado que los recursos que generaba la feria acabasen en pocas manos, y sus detractores la acusaron de poner en riesgo la continuidad del evento. Ya en el cargo, lo ha defendido sin ambages.