26 feb 2020

Ir a contenido

Consejo de Miinistros

El Gobierno deja para enero la decisión de subir las pensiones el 0,9%

En tanto no haya Ejecutivo también se congela el salario mínimo y los sueldos de los funcionarios

El Ejecutivo en funciones prorroga el impuesto de Patrimonio y los límites del régimen de módulos de los autónomos

Rosa María Sánchez

Isabel Celaa durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado hoy en el Palacio de la Moncloa  / VÍDEO: EUROPA PRESS / FOTO: JOSE LUIS ROCA

El Gobierno en funciones sigue adelante con su propósito de subir las pensiones en el 2020 el 0,9% con efectos desde el 1 de enero pero ha optado por retrasar la decisión a los primeros días del próximo mes, en la confianza de que, para entonces, ya existirá un nuevo Ejecutivo plenamente constituido.Así lo ha anunciado la ministra portavoz en funciones, Isabel Celáa, tras la reunión del último Consejo de Ministros del año.  

También se ha dejado en suspenso, a la espera de la constitución del previsible nuevo Gobierno presidido por Pedro Sánchez, la decisión sobre el salario mínimo interprofesional (SMI) que debe regir las relaciones laborales del 2020. La ministra Celáa ha recordado que el propio Sánchez ha transmitido a los representantes de empresarios y sindicatos su propósito de adoptar cualquier decisión relativa al SMI dentro del diálogo social.

"El SMI para el 2020 se obtendrá del diálogo con los agentes sociales, que ya está orientado", ha dicho Celáa sin deslizar, siquiera, si habrá algún tipo de subida del salario mínimo. Después, la ministra portavoz ha recordado que el compromiso electoral del PSOE (coincidente con el de Unidas Podemos) es llevar el SMI al 60% del salario medio al final de la legislatura (eso implicaría pasar de los 900 euros actuales a 1.166 euros con datos del 2019) y ha añadido que salario mínimo del 2020 se negociará de acuerdo a esta meta

Otra de las decisiones que se deja en espera de la constitución de un nuevo Gobierno es la subida de sueldo de los funcionarios y empleados públicos.   

Pensiones

La subida de las pensiones en el 2020 es una de las cuestiones que ha estado sobre la mesa del última reunión del año del Consejo de Ministros. En el Plan Presupuestario para el año próximo remitido a Bruselas en octubre pasado, el Gobierno en funciones comunicó a la Comisión Europea su propósito de subir las prestaciones de la Seguridad social el próximo año el 0,9% de acuerdo a la inflación prevista y dejar en suspenso la aplicación del artículo 58 de la Ley General de la Seguridad Social, que fija una subida de las pensiones del 0,25%.

Llegados al final del 2019 sin un nuevo Gobierno plenamente constituido había tres opciones posibles. Tomar la decisión en el último Consejo de Ministros de subir el 0,25% las pensiones y completar después la subida, hasta el 0,9%, con efectos desde el 1 de enero. Decidir ya la subida del 0,9%, a pesar de estar el Gobierno en fuciones. O dejar en suspenso la aplicación de la subida del 0,25% y esperar a la constitución de un nuevo Gobierno para aprobar la subida del 0,9% con efectos desde el 1 de enero.

Finalmente esta última ha sido la opción elegida. Según ha explicado la ministra Celáa se ha optado por esta vía para evitar "los costes administrativos y logísticos" que conllvería adoptar ahora un primer escalón de la subida (del 0,25%) y acometer un segundo escalón (del 0,65%) en enero hasta completar el compromiso del 0,9%.

La ministra ha descartado una subida superior a este 0,9% con el argumento de que "este es el IPC que ha resultado en el 2019". Lo cierto es que en el pasado, la subida de las pensiones en los Presupuestos del Estado estaba relacionada con la inflación prevista para el ejercicio entrante, no con el resultado del ejercicio pasado. Éste, a lo sumo, servía para guiar la recuperación del posible poder adquisitivo perdido a través de una paguilla única en enero. Está no tendrá lugar en esta ocasión, pues las pensiones subieron el 1,6% en el 2019, por encima del previsible dato de inflación de diciembre.

Sin embargo, Celáa se referido en varias ocasiones a la inflación del 2019 como guía para la subida de las pensiones en el 2020. En noviembre, la inflación se situó en el 0,4%. El Banco de España prevé un índice armonizado de precios de consumo (IAPC) del 0,8% para diciembre del 2019. La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estima un IPC del 1,1% para el último mes del 2019. El Instituto Nacional de Estadística (INE) avanzará el dato este mismo viernes. 

Prórroga presupuestaria y de Patrimonio

La decisión de congelar ahora las pensiones -en espera de aprobar una subida del 0,9% en los próximos días- forma parte del real decreto de prórroga tributaria, catastral y de la Seguridad Social que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros. El decreto sirve, además, para volver a prorrogar al 2020 los Presupuestos Generales del Estado del 2108, los últimos del expresidente Mariano Rajoy.

El real decreto  prorroga al 2020 la vigencia del impuesto sobre el Patrimonio que recaudan las comunidades autónomas. También extiende al año próximo los actuales límites de exclusión para la tributación de los autónomos en el régimen de módulos del IRPF y actualiza los coeficientes de los valores catastrales de inmuebles urbanos para el 2020

La necesidad de aprobar estas medidas deriva de que, en caso de no hacerlo, algunas de ellas dejarían de estar en vigor al finalizar el año.

Módulos

Con la prórroga del régimen de módulos, los trabajadores por cuenta propia no podrán tributar por el método de estimación objetiva cuando el conjunto de sus actividades supere los 250.000 euros o cuando la facturación a otros empresarios o profesionales sobrepase los 125.000 euros. Si no se hubiera aprobado este Real Decreto-ley, los límites anteriores quedarían establecidos en 150.000 euros y 75.000 euros, respectivamente.

Además, los autónomos que adquieren bienes y servicios hasta 250.000 euros podrán mantenerse en el sistema de módulos. Estaba previsto que este límite se redujera a 150.000 euros en 2020.

A semejanza de la mencionada medida, se prorrogan para el período impositivo 2020 los límites para la aplicación del régimen simplificado y el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, en el Impuesto sobre el Valor Añadido.

Incremento máximo del 5% en valores catastrales

 La actualización de los valores catastrales de inmuebles urbanos debe contribuir a reforzar la financiación municipal.

Según el comunicado emitido por el Gobierno tras la reunión del Consejo de Ministros,  el Ministerio de Hacienda ha aprobado una Orden, que será publicada próximamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con la relación de municipios en los que resultarán de aplicación los coeficientes de actualización al alza o a la baja.

Esta medida sólo afecta a inmuebles urbanos y se adopta en los términos que establece la Ley del Catastro Inmobiliario y que exige que exista una solicitud previa municipal. En total hasta 1.092 municipios se acogen a esta actualización, cuya aplicación se hará efectiva desde el 1 de enero de 2020. Las subidas y bajadas medias globales en conjunto alcanzan un 3%, respectivamente. El incremento máximo no supera el 5%

Cláusula de salvaguarda

El real decreto también garantiza durante el 2020 el mantenimiento de la normativa previa a la Ley 27/2011, de 1 de agosto, de actualización, adecuación y modernización del sistema de la Seguridad Social, para determinados colectivos que vieron extinguida su relación laboral antes de 2013.

A la vista de que la prórroga de esta previsión -la denominada “cláusula de salvaguarda”- hasta el 31 de diciembre de 2019 recogida por el real decreto ley 28/2018 no ha sido suficiente para paliar los efectos que la nueva regulación causaría a aquellos trabajadores que salieron del mercado laboral a edad avanzada sin haber podido retomar su carrera profesional y con la consiguiente afectación directa en sus cotizaciones y prestaciones, se hace necesario por razones de seguridad jurídica y de preservación de la igualdad su extensión hasta el final de 2020.

Prórroga presupuestaria

Por otra parte, el Consejo de Ministros ha adoptado hoy un acuerdo por el que se establecen los criterios de aplicación de la prórroga para 2020 de los Presupuestos Generales del Estado vigentes en el año 2019. La medida cumple con el artículo 134 de la Constitución Española, en el que se recoge que, si al llegar el 1 de enero no hay una nueva Ley de Presupuestos, se considerarán automáticamente prorrogados las cuentas públicas del ejercicio anterior.

Por tanto, los Presupuestos Generales del Estado se prorrogan para el próximo año en los mismos términos que figuraban en el Acuerdo de Consejo de Ministros de 28 de diciembre de 2018.

El Presupuesto del Estado que se prorroga para 2020 asciende a 277.933 millones de euros, que es el resultado de prorrogar el Presupuesto inicial del Estado vigente en 2019. Los presupuestos de los organismos autónomos que se prorrogan para 2020 ascienden en conjunto a 38.949 millones de euros.