Ir a contenido

El Gobierno rebaja su previsión de crecimiento y subirá las pensiones el 0,9%

Economía corrige en una décima sus proyecciones y las sitúa en el 2,1% para este año y del 1,8%

El documento presupuestario remitido a Bruselas incluye una subida del 2% en los sueldos públicos

Rosa María Sánchez

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. / DAVID CASTRO

El Gobierno ha remitido a la Comisión Europea el Plan Presupuestario 2020, con un nuevo cuadro macroeconómico en el que rebaja una décima sus previsiones de crecimiento del PIB para este año y el que viene, hasta situarlas en el 2,1% y el 1,8%, respectivamente. El documento incluye la previsión de una subida de las pensiones del 0,9% el año próximo y de un incremento de los sueldos públicos del 2%.

Según ha explicado el Ministerio de Economía y Empresa, esta modificación se debe casi en su totalidad a la revisión estadística de la Contabilidad Nacional Anual realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha supuesto una rebaja del crecimiento del PIB en el periodo 2016-2018.

Asimismo, el nuevo cuadro macroeconómico incluido en el Plan Presupuestario contempla un crecimiento del empleo del 2,3% este año y del 2% en 2020 , lo que permitirá seguir reduciendo la tasa de paro hasta el 13,8% este año y el 12,3% en 2020. La previsión de déficit público se sitúa en el 2% del PIB en 2019.

En un escenario inercial (en el que no se incluye la adopción de nuevas medidas tributarias para el 2020), el déficit se situaría en el 1,7% del PIB en 2020. En cualquier caso, el nuevo Gobierno que se resulte tras las elecciones generales del 10-N deberá remitir un nuevo documento presupuestario actualizado a la Comsión Europea. En la nota informativa remitida este martes por los ministerios de Hacienda y de Economía, el actual Gobierno en funciones avanza que en caso de gobernar incluiría en el documento medidas fiscales "con la misma orientación" que la ya comunidada a la Comisión Europea en documentos anteriores (subida del IRPF y de Sociedades y nuevos impuestos digital y otros)

Como es preceptivo, estas previsiones han sido sometidas previamente al aval de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

El Plan contempla un escenario inercial, que no incluye medidas de ingresos adicionales, y recoge una revalorización de las pensiones del 0,9% para 2020 con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de los pensionistas y el incremento del 2% pactado con los sindicatos para subirle el sueldo de los funcionarios.

En declaraciones a RNE, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha afirmado que la incorporación de estas medidas muestra "el compromiso del Gobierno (con estos colectivos), compatible con la reducción del déficit público y la disciplina fiscal". La ministra no ha precisado en qué momento podrían ser adoptadas estas decisiones y si el mecanismo sería a través de un decreto ley antes de la finalización del ejercicio y se ha mostrado confiada en que tras las elecciones del 10-N se pueda constituir cuanto antes un Gobierno estable capaz de encauzar las diferentes decisiones económicas. "Espero que cuanto antes se pueda formar un nuevo Gobierno que empiece a trabajar en la fijación del techo de gasto para el año próximo, la senda de déficit y el proyecto de Presupuestos para el 2020. No es razonable seguir con una situación de prórroga presupuestaria más allá", ha dicho.

En la franja más optimista

Con estas previsiones, el Gobierno replica la tendencia a las revisiones a la baja de la mayoría de los servicios de estudios públicos y privados pero se sitúa ligeramente por encima de las proyecciones de estos. Este mismo lunes, el BBVA rebajó al 1,9% y al 1,6% sus previsiones para el 2019 y el 2020. La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) sitúa sus previsiones en el 1,9% y el 1,5% respectivamente, mientras que el Banco de España rebajó las suyas hasta el 2% y el 1,7% para cada unos de los ejercicios.

Con todo, las mayores divergencias se sitúan en torno a la previsión de déficit público. La mayoría de los servicios de estudios sitúan su previsión para el 2019 entre el 2,3% y el 2,4%, por encima de la renovada previsión oficial del 2%. 

En la previsión inercial (sin medidas adicionales) de un déficit del 1,7% del PIB para el 2020, se parte de que los ingresos públicos se situarán en el 39,6% del PIB hasta alcanzar los 512.032 millones de euros. En un escenario a políticas constantes la estimación es que los ingresos tributarios registren un crecimiento del 4,8%.

Además, según las previsiones del Gobierno en funciones, el saneamiento de la economía española también se refleja en el superávit del saldo presupuestario primario (sin intereses de la deuda) que en 2020 se prevé del 0,4%, el doble que en 2019. Una mejora que --según Economía-- permitirá avanzar en la reducción de la deuda pública.

Nuevo cuadro macro

En el nuevo cuadro de previsiones del Gobierno en funciones, se refeja una composición del crecimiento más equilibrada, con aportaciones positivas tanto de la demanda interna como de la externa. Así la demanda interna tendrá una aportación estimada de 1,5 puntos en 2019 y de 1,6 en 2020. Por su parte, la contribución de la demanda externa mejora y será de 0,6 puntos este año y de 0,2 el próximo.

Este comportamiento se refleja en el saldo de la Balanza de Pagos por Cuenta Corriente, que se espera que se sitúe en el 1,8% y 1,6% del PIB en 2019 y 2020. Esto permitirá que la capacidad de financiación de la economía española permanezca por encima del 2% del PIB este año y el próximo.