Ir a contenido

COMERCIO

Foment y Pimec reclaman un único horario de apertura comercial

Las patronales catalanas exigen la elaboración de estudios de impacto económico y eliminar el doble horario verano-invierno

Eduardo López Alonso

Cambios en un horario comercial. 

Cambios en un horario comercial.  / ALBERT BERTRAN

Las patronales Foment Comerç PimeComerç han reclamado este martes el establecimiento de un único horario comercial que delimite el margen de apertura entre las 6.30 y las 21.30 horas. En un comunicado, ambas patronales han pedido a todos los grupos parlamentarios que escuchen las demandas del sector comercial y acepten y defiendan el acuerdo y el consenso al que se ha llegado "de forma mayoritaria" y establezcan "con urgencia" un horario comercial unificado.

Este único horario comercial propuesto por las patronales debería ser el resultado de la media entre el horario de verano, de 7 a 22 horas, y el de invierno, de 6 a 21 horas. Foment Comerç y PimeComerç consideran que la decisión de introducir el horario doble de verano e invierno en la ley de Comerç fue un error, ya que no fue consensuado con el sector y genera "descontento" entre los comerciantes y los consumidores. 

La regulación del horario comercial siempre ha causado polémica en el sector, ante las dificultades que supone la modificación de la jornada laboral de las plantillas en las grandes cadenas. Pese a ello, la adaptación de los horarios a las necesidades de los consumidores es una exigencia ante la flexibilidad que ofrece el comercio electrónico a los clientes. 

Las patronales del comercio se oponen a establecer un horario para el comercio que fije el cierre a las 21 horas o incluso a las 20.30 horas y muestran "gran preocupación por el retardo injustificado en la tramitación parlamentaria encaminada a la reforma del actual horario doble de verano y de invierno". 

Las patronales reclaman que se respete el compromiso adquirido en la Mesa cuadrangular de comercio y que el Govern se avenga a elaborar una nueva propuesta "en la idea de equilibrio entre la libertad y autosuficiencia de la ciudadanía en sus relaciones de consumo". "El comercio se adaptará a las medidas de aceleración cuando el sector y el resto de ámbitos se lo permitan y garanticen la viabilidad y la estabilidad". 

Los empresarios consideran que "como paso previo" es necesario realizar un estudio del impacto de la reforma horaria, pruebas piloto en los municipios y campañas de sensibilización entre los consumidores y los comerciantes.