Ir a contenido

violencia en Catalunya

Foment, Pimec, UGT y CCOO pactan una declaración en favor del diálogo político

Las patronales y sindicatos mayoritarios harán un llamamiento a la estabilidad

Agustí Sala

Foment, Pimec, UGT y CCOO pactan una declaración en favor del diálogo político

Tras días de debate y de ciertas diferencias, al final lo han logrado. Foment del TreballPimecCCOO UGT han pactado una declaración unitaria en favor del diálogo político en busca de una salida para el conflicto catalán.

La idea es dar a conocer el texto en las próximas horas, probablemente este mismo domingo, después de unos días marcados por altercados y disturbios callejeros en Barcelona y otras ciudades catalanas, según fuentes conocedoras del acuerdo, que lleva días larvándose.

La intención es dar una imagen de unidad de las patronales y los sindicatos con mayor representatividad en Catalunya. Los promotores tienen la idea de hacer llegar el contenido de la declaración, que también condena cualquier tipo de violencia, al 'president' Quim Torra, según las mismas fuentes.

"Es el momento de decir basta y de recuperar la política. Exigimos a todos los políticos, de un lado y del otro, que se sienten y dialoguen", afirman las fuentes consultadas. Se trata, a su vez, de reclamar que vuelva la estabilidad y de evitar que se deteriore la economía catalana. Desde ámbitos em,presariales hacía tiempo que se alertaba del riesgo de "un empoderamiento excesivo de la calle" que ha acabado desbordando a las instituciones y la política. 

Valoración 

Hasta la fecha, cada una de las partes había hecho pública su valoración, tanto de la sentencia como de las protestas y altercados en las ciudades catalanas. Al final, ante la necesidad de consenso, tanto las patronales como los sindicatos mayoritarios han optado por aparcar rencillas y diferencias y defender un mínimo común denominador, o sea, aquello en lo que coinciden.

Frente a unas patronales que discrepaban de la huelga general "porque no es un conflicto entre empresas y trabajadores", en CCOO y UGT hacían equilibrios para evitar fisuras internas. Por ello, estos días han cuidado sus intervenciones y centralizado las declaraciones.

La irrupción la semana pasada de Foment, presidida por Josep Sánchez Llibre, haciendo un llamamiento a la "responsabilidady a garantizar la "convivencia" justo mientras se estaba negociando con los otros agentes sociales una posición unitaria, desató recelos. Estos se han aparcado y da fruto el trabajo subterráneo y discreto que se ha llevado a cabo para consensuar una postura unitaria que lograra que Foment, Pimec, CCOO y UGT salieran en la misma foto.

Pimec ha defendido desde el principio la "unidad de acción" de todos los agentes sociales para garantizar la estabilidad. A la patronal presidida por Josep González le preocupa también la convivencia y no se ha cansado de reclamar que se vuelva al diálogo tras "el fracaso absoluto de la política". 

UGT y CCOO, lideradas en Catalunya por Camil Ros y Javier Pachecose sumaron el lunes pasado al manifiesto en el que estaban más de 115 firmantes y prácticamente las mismas entidades que en la "Taula per la Democràcia", plataforma alrededor de la que se agruparon antes del referéndum del 1 de Octubre y estaban también la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, para rechazar la sentencia del 'procés'.

Pero ahí se acabó la vinculación porque no había acuerdo en la respuesta que había que dar al fallo del Tribunal Supremo. De hecho, ninguno de los dos sindicatos mayoritarios dio apoyo a la huelga general del pasado viernes convocada por el sindicato independentista Intersindical-CSC.