Cotizaciones pendientes

Trabajo ve difícil sacar su plan de ayuda a parados por la crisis antes del 10-N

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, anuncia que el proyecto para que los trabajadores afectados por la crisis compensen cotizaciones podría retrasarse si tiene que pasar por el Consejo de Estado

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. / EFE / Victor Lerena

Se lee en minutos

Gabriel Ubieto

El Gobierno de Pedro Sánchez puede encontrarse con dificultades para lanzar su plan para permitir a los parados que perdieron su empleo durante la crisis recuperar hasta dos años de cotizaciones que dejaron de pagar hasta después de las elecciones. Así lo ha anunciado el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, en rueda de prensa este miércoles. Si bien desde el Ministerio de Trabajo no descartaron en un primer momento poder sacar este proyecto antes del 10 de noviembre, finalmente Granado ha reconocido que debido a la complejidad del trámite, este puede retrasarse hasta dos meses.

Este proyecto pretende habilitar para las personas que actualmente tengan entre 35 y 44 años y se quedaron en paro entre el 2 de octubre y el 1 de julio del 2018 durante, como mínimo, tres años firmar un convenio especial con la Seguridad Social. Mediante dicho convenio podrán voluntariamente pagar de su propio bolsillo las lagunas de cotizaciones por un periodo máximo de dos años, sin conocerse todavía el montante que tendrá que aportar. Dichas cotizaciones solo se tendrá en cuenta a los efectos de las prestaciones de incapacidad permanente, jubilación y muerte y supervivencia, tal como detalla el documento preliminar colgado por Trabajo en su portal de transparencia.  

Te puede interesar

"No tenemos demasiado claro que se pueda hacer en una orden ministerial o tenga que revestir las características de un decreto", ha afirmado Granado en rueda de prensa. El pasado lunes 1 de octubre finalizó el periodo de consulta pública, en el que asociaciones o particulares podían presentar recomendaciones para la modificación de los términos avanzados por el Ministerio. Y a partir de esa fecha debían ser los técnicos de Seguridad Social quiénes comenzaran a elaborar la orden ministerial para desplegar el proyecto. Fuentes consultadas de Trabajo afirmaron en su momento que la disponibilidad para la firma por parte de la ministra Magdalena Valerio era cuestión de "plazos administrativos" y no descartaron que estos se cumplieran antes del 10-N. Y Granado ha anunciado que si finalmente el proyecto no va vía orden ministerial, sino que debe tramitarse como un real decreto y pasar por el Consejo de Estado, el proceso puede alargarse un mínimo de dos meses.

Este proyecto para habilitar que personas que perdieron su empleo durante la crisis económica rellenen de manera voluntaria lagunas en sus cotizaciones fue aprobado en el último Consejo de Ministros del 2018, concretamente el 28 de diciembre. Y el departamento encabezado por Valerio decidió sacarlo y desempolvarlo del cajón de medidas pendientes el pasado 13 de septiembre, cuando lo sacó a consulta pública para a partir del 1 de octubre comenzar su tramitación. Dicha recuperación de la medida, a semanas de unas nuevas elecciones generales, fue justificada desde Trabajo como fruto también de los "plazos administrativos", desvinculandolo de toda lógica electoral.