expansión

Foment del Treball abre oficina en Bruselas

La patronal catalana refuerza su presencia en la capital europea para influir en la toma de decisiones

Sánchez Llibre, con el portavoz del Paralmento Europeo, Jaume Duch

Sánchez Llibre, con el portavoz del Paralmento Europeo, Jaume Duch

1
Se lee en minutos
Silvia Martinez
Silvia Martinez

Periodista

ver +

Si uno quiere tener presencia e influir en la actividad legislativa y la toma de decisiones en Bruselas contar con un pie en la capital de las instituciones europeas se ha convertido en un requisito esencial. Esta es precisamente la idea que ha llevado a Foment del Treball a abrir oficina en una de las principales arterias del barrio europeo como es la rue Belliard. “Es importante que la patronal catalana tenga presencia en la UE ya que sus decisiones tienen cada día más relevancia”, ha indicado el presidente de la patronal catalana, Josep Sánchez Llibre.

Su objetivo será imitar “el lobby que ya hacemos en las Cortes Generales y el Parlamento de Catalunya” con el foco puesto en cinco ejes de trabajo: continuar trabajando y apoyando la transición energética, la lucha contra la crisis climática, potenciar la movilidad limpia, reforzar la economía digital y la economía 4.0 y seguir mejorando desde la Unión Europea el acceso de las empresas catalanas a los mercados internacionales mediante la negociación de los tratados de libre comercio. 

Noticias relacionadas

Sánchez Llibre también ha anunciado su intención de comparecer regularmente desde la capital comunitaria y reforzar su presencia ante instituciones como el Parlamento Europeo “para que conozcan de primera mano cuáles son las inquietudes, necesidades y problemas del conjunto de los sectores económicos de Catalunya para encontrar soluciones satisfactorias”.

El presidente de la patronal catalana, que ha acudido a Bruselas acompañado del director de internacional de Foment, Kilian García, ha aprovechado la apertura de la nueva oficina, que contará con un representante, para mantener contactos con varios eurodiputados como Esteban González Pons (PPE), Iratxe García (PSE), Jordi Cañas (Ciudadanos), Inmaculada Rodríguez Piñero y Domenec Ruiz (PSE), Diana Riva (ErC) y altos funcionarios europeos. Según las estimaciones de la organización Corporate Europe, actualmente hay entorno a 25.000 lobistas –desde representantes de empresas, hasta sindicatos, ONGs o sociedad civil- que trabajan en Bruselas centrados en influir en el proceso de toma de decisiones.