Ir a contenido

contra la desaceleración

Los sindicatos reclaman que los salarios sigan ganando poder adquisitivo

Las centrales consideran que el aumento de retribución de los trabajadores contribuirá a paliar los efectos del enfriamiento económico global

Gabriel Ubieto

Los sindicatos reclaman que los salarios sigan ganando poder adquisitivo

JUAN MANUEL PRATS

Los salarios están siendo en este 2019 de desaceleración global una de las locomotoras de la economía española, registrando su mayor incremento en el último lustro. Y para que la locomotora no baje el ritmo y se contagie del enfriamiento que llega desde los frentes internacionales, los sindicatos defienden que empresarios y sector público deben seguir alimentando dicha subida.

Tras conocerse que la inflación anual se situó en agosto en el nivel más bajo de los últimos tres años (+0,3%)CCOO UGT han reaccionado mediante sendos comunicados y han defendido que los salarios deben seguir recuperando poder adquisitivo para impulsar el consumo interno. Esta tesis no solo la defiende la bancada sindical, sino que, recientemente, Foment del Treball también señalaba hacia la demanda interna como un elemento de fortaleza económica actual y venidera.  

Eurostat ha publicado este viernes los datos comparados de los índices de costes laborales, que en el caso español ya avanzó el Instituto Nacional de Estadística (INE) a principios de semana. Y, pese a que el alza de los costes salariales en España (+2,8%) fue en el segundo trimestre del año la más elevada desde el 2013, no es ni mucho menos de las más altas de la Unión Europea. De hecho, en la media de los 28 estados el incremento fue del 3,1%. La estadística española sí es superior a la de países vecinos como Francia (+1,7%), Italia (+1,1%) o Portugal (+1,1%); aunque dista mucho de los registros de Europa del este, con Lituania (+38,6%), Rumanía (+12,5%) o Bulgaria (+10,9%) disparados.

CCOO ha apuntalado los datos del INE con los derivados de la negociación colectiva, recopilados por el Ministerio de Trabajo. Estos registraron hasta agosto una subida media pactada del 2,3%, la más elevada en la última década. Dicho incremento afecta a casi 8,5 millones de trabajadores y está sosteniendo el consumo interno y compensando en parte la desaceleración de la inversión, según ha apuntado el sindicato.

Para UGT, los datos de IPC demuestran que se pueden subir salarios y mantener contenida la inflación, siempre que paralelamente "haya un comportamiento responsable de los márgenes empresariales". No obstante, el sindicato teme que el comportamiento de los precios esté reflejando la debilidad de la economía, la ausencia de medidas fiscales expansivas que empujen la actividad y la creación de empleo, y la falta de confianza de las familias para consumir por la creciente precariedad laboral. Una tesis que ha secundado también USO, que ha alertado de la debilidad de la economía y de la necesidad de estímulos "que la parálisis del país no le permite recibir". 

El sector público y la construcción son los motores

El progresivo aumento de los precios en el mercado de la vivienda y los incrementos salariales en la Función Pública aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez son dos de los sectores que más están empujando los sueldos al alza este 2019, tal como revelan los datos del INE. Si de media los costes salariales aumentaron hasta junio el 2,8%, los profesionales dedicados a las actividades inmobiliarias vieron sus nóminas engordar de media el 8,4%. Algo que contrasta con la pobre evolución en el sector de la construcción, donde las remuneraciones crecieron el 0,8%. Por su parte, los salarios entre los empleados de la Administración Pública crecieron el 5,3%.  

Otros sectores con importante peso en la economía española han registrado, no obstante, una notable desaceleración en el segundo trimestre. Corregidos los efectos estacionales, lo que eliminaría el sesgo de la contratación masiva y temporal del sector para la campaña de verano, los sueldos entre los hosteleros crecieron interanualmente de media el 0,9%, casi dos puntos por debajo de la media y sensiblemente menos que el 2% registrado en el trimestre anterior. 

Los profesionales dedicados a las actividades financieras y de seguros han sido los únicos que han visto menguar sus nóminas, comparativamente con el segundo trimestre del 2018. Concretamente estas bajaron de media el 0,1%; registrando el segundo trimestre consecutivo de descensos.