Ir a contenido

La Reserva Federal mantiene los tipos pese a las presiones de Trump

El banco central de EE UU asegura que seguirá mostrándose paciente ante la buena marcha de la economía

Ricardo Mir de Francia

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed).

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed). / REUTERS / CARLOS BARRIA

La Reserva Federal ha dejado intactos los tipos de interés en Estados Unidos, una constante que se ha repetido desde que comenzó el año. El banco central que dirige Jerome Powell ha vuelto a mostrar su confianza en la marcha de la economía estadounidense, que creció un 3.2% en el primer trimestre del 2019, al tiempo que se creaban 196.000 empleos en abril, un desempeño mejor del esperado por los analistas. La inflación ha vuelto a quedarse por debajo del objetivo, una coyuntura que deja técnicamente espacio para volver a bajar los tipos, como reclama el presidente Donald Trump, pero la Fed ha señalado que mantendrá por el momento su doctrina de “paciencia estratégica” a expensas de cómo evolucionan los acontecimientos. Con esta decisión, el precio del dinero oscila entre el 2.25% y el 2.5%

Powell lleva algunos meses siendo una de las dianas de Trump, quien sigue insistiendo en que la economía estadounidense crecería mucho más de no ser por las políticas de normalización monetaria emprendidas por la Fed. “Tenemos el potencial de crecer como un cohete si se bajan los tipos, algo así como un punto, y se aplica la flexibilización cuantitativa”, tuiteó el presidente esta misma semana. Trump nombró a Powell en 2018 para reemplazar a Janet Yellen, pero no está sabiendo digerir las decisiones del banco, que es técnicamente independiente de la Casa Blanca. De hecho, aspira a remodelar la Fed llenando las dos plazas vacantes que quedan en su Comité de Mercado Abierto con dos de sus aliados políticos, aunque el Senado, encargado de confirmarlos, ya ha sugerido que no piensa apoyarlos. 

“El mercado laboral sigue siendo fuerte y la actividad económica creció a un ritmo fuerte”, dice el comunicado emitido este miércoles por el organismo regulador. La Fed también señala que se ha ralentizado el consumo y la inversión empresarial, mientras la inflación –si se descuenta el precio del petróleo y los alimentos—crecía menos de lo esperado. En cualquier caso, espera que se aproxime al 2% deseado con el paso de los meses. “En vista de los acontecimientos globales y financieros y las presiones contenidas de la inflación, el Comité se mantendrá paciente mientras determina futuros ajustes”, añade el comunicado. 

La Fed subió los tipos cuatro veces durante el 2018, pero esa tendencia se frenó con la entrada del nuevo año, ante las preocupaciones generadas por la ralentización de la economía mundial, la guerra comercial con China o la incertidumbre política respecto al Brexit. Powell ha tratado de mantenerse aislado del griterío que emana desde la Casa Blanca, tratando en todo momento de entrar en polémicas con el presidente.