Ir a contenido

TRANSPORTE

Cabify dice que opera en Barcelona como una empresa de VTC "como las de los hoteles"

Más de 100.000 personas ha usado la app en Barcelona en dos semanas

Josep M. Berengueras

Juan de Antonio, fundador y consejero delegado de Cabify, en Barcelona.

Juan de Antonio, fundador y consejero delegado de Cabify, en Barcelona. / Ferran Nadeu

El fundador y consejero delegado de CabifyJuan de Antonio, ha defendido este miércoles en Barcelona que el modelo que usan en la ciudad es “100% legal” al haber optado por operar “como una empresa de VTC como las de los hoteles o las teles”. Además, ha afirmado que más de 100.000 personas han usado Cabify en Barcelona desde su retorno, hace poco más de dos semanas.

De Antonio, en una intervención en el Fòrum Europa, ha defendido que la misión de su compañía es ofrecer “una alternativa de movilidad sostenible”, y que lo que buscan con su vuelta a Barcelona es dar servicio a ciudadanos que buscan “servicios complementarios” al transporte actual.

Por ello, según De Antonio, la compañía decidió, tras abandonar –como Uber- la ciudad por el decreto aprobado para limitar la operativa de las VTC, “adaptarse a la normativa” catalana operando “como una empresa de VTC” como las que tienen los hoteles o televisiones, donde el usuario firma un contrato y después puede usar el servicio. “Ni hay vacío legal ni se está usando”, ha remarcado De Antonio. “Si en algún momento se cuestiona nuestro modelo actual en Barcelona, se estará cuestionando el modelo de las VTC de hoteles o teles”, ha remarcado, aunque ha añadido que se trata de un "modelo temporal" ya que para la empresa lo habitual sería hacerlo con el modelo de plataforma de agencia de viajes.

De Antonio ha explicado que cumplen con la obligación de la precontratación de 15 minutos, pues el usuario, desde que entra en la app y firma el contrato, tiene que esperar ese periodo de tiempo para el primer viaje. A partir de ahí, entienden que el cliente ya ha aceptado trabajar con ellos y que por tanto no es necesario esperar ese tiempo. “La Generalitat nos ha hecho un requerimiento de información; y

nosotros responderemos como hacemos siempre porque no es una excepción, normalmente se nos hace un requerimiento en todos los mercados”, ha destacado.

Además, ha llamado a las administraciones y al sector del taxi a dialogar, pues según De Antonio “hay espacio para todos” y se deben “encontrar fórmulas regulatorias” acordes con la movilidad del futuro, que para De Antonio debe incluir el coche compartido. “Queremos trabajar con el taxi. Ya tenemos países donde los taxis están integrados en nuestra aplicación”, ha remarcado.

De hecho, De Antonio ha remarcado que “Cabify es bueno también para los propios taxistas”. “El taxi es una liado de Cabify”, ha demarcado el directivo, que ha afirmado que entorno al 50% de los servicios que prestan son completados por taxistas”. También ha asegurado que la facturación del taxi ha crecido pese a su presencia.

El fundador de la firma ha remarcado que pagan “todos los impuestos de la operativa local en España”, que ha cifrado en unos 40 millones de euros. “La propiedad intelectual también está en España”, ha agregado.

Sobre la posible salida a bolsa, De Antonio ha asegura que en su “hoja de ruta está la salida a bolsa”, pues les gustaría que cualquier persona pudiese participar en su empresa. “Nos gustaría hacerlo en España, pero también está claro que en la situación de incertidumbre regulatoria actual, no parece el mejor momento”, ha completado.

Temas: Cabify