25 oct 2020

Ir a contenido

FARMACÉUTICAS

Almirall ganó ganó 77,6 millones en el 2018, frente a las pérdidas del año anterior

La farmacéutica catalana apuesta por en negocio dermatológico con líneas de investigación prometedoras

La cifra de negocios llegó a los 811 millones de euros, el 7,3% más

Eduardo López Alonso

La sede de Almirall. 

La sede de Almirall. 

La farmacéutica catalana Almirall ganó 77,6 millones en el 2018, frente a las pérdidas de 303,9 millones registradas el año anterior. El resultado neto normalizado (descontando provisiones atípicas) fue de 88,2 millones, frente a los 27,1 millones del 2017. La farmacéutica catalana alcanzó una cifra de negocios de 811 millones, el 7,3% más, de los cuales 756,9 millones corresponden a ingresos por ventas, que aumentaron el 10,7%, impulsadas por el negocio de dermatología médica. El ebitda o beneficio bruto de explotación, alcanzó los 209,5 millones, el 47,3 % más.

La farmacéutica catalana controlada por los hermanos Gallardo y dirigida por el consejero delegado Peter Guenter recondujo las cuentas de la compañía en un ejercicio marcado por la adquisición de un paquete de productos de dermatología médica a la estadounidense Allergan. La firma tiene grandes esperanzas puestas en ese negocio dermatológico, con productos como Skilarence, para tratar psoriasis, o Ilumetri, un anticuerpo monoclonal para el tratamiento de pacientes adultos con psoriasis en placa de moderada a grave.

En cuanto a las perspectivas para el 2019 la farmacéutica espera crecer más del 10% este año y situar el ebitda entre los 290 y los 300 millones.

Almirall cerró 2018 con 86,3 millones en caja y con una deuda financiera de 548,7 millones, lo que supuso el 23 % de sus activos, mientras que destinó a I+D un total de 87,6 millones, "en línea con el 2017", apunta la compañía.

El denominado pipeline de I+D de Almirall o líneas de investigación principales están completamente centradas en dermatología médica. El acuerdo más reciente ha sido con Dermira Inc., por el cual Almirall ha adquirido una opción de licencia de forma exclusiva de los derechos para desarrollar y comercializar lebrikizumab para el tratamiento de la dermatitis atópica en Europa. A cambio, Dermira recibirá un pago por opción de 30 millones de euros. 

Si Almirall ejerce su opción para obtener la licencia de acuerdo con los resultados de la actual fase IIb en estudio, Dermira recibirá un pago adicional de 50 millones de euros como ejercicio de la opción y será elegible para recibir pagos por royaltis. De tener éxito en su apuesta de investigación, los resultados de Almirall se dispararían. Actualmente están en marcha 14 programas de I+D y algunos de ellos ofrecerán noticias este año. 

El pasado septiembre, Almirall y Evotec anunciaron que entraban en una colaboración para descubrir y desarrollar terapias punteras, y en diciembre Almirall y la biotecnológica X-Chem iniciaron una colaboración para el desarrollo de componentes orales para pacientes que sufren enfermedades dermatológicas. Las terapias génicas figuran también en el objetivo de Almirall. 

En la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 8 de mayo el consejo de administración propondrá un dividendo de 0,203 euros por acción, lo que supone un incremento del 7% respecto del 2017.