Ir a contenido

Energía

Holaluz disparará su crecimiento con una ronda de hasta 60 millones

La compañía facturó 180 millones en el 2018 y prevé elevar los ingresos hasta 800 millones en el 2021

La empresa registra una media de 500 nuevos clientes diarios gracias a la tarifa plana eléctrica

Guillem Tapia

Carlota Pi, cofundadora y presidenta ejecutiva de Holaluz.

Carlota Pi, cofundadora y presidenta ejecutiva de Holaluz. / FABRIZIO CORTESI

Holaluz cerrará a corto plazo una ronda de financiación que catapultará su crecimiento. Según explica la cofundadora y presidenta ejecutiva de la compañía, Carlota Pi, las negociaciones para dar entrada en el capital de la sociedad a un nuevo inversor que aportará “entre 30 y 60 millones de euros” se encuentran en la fase final. La horquilla del tique de la inversión es tan grande debido a que, según explica Pi, todavía no se ha cerrado el nombre del nuevo socio y, dependiendo de la decisión final, el importe variará significativamente.

La inyección de fondos supondrá que Holaluz dispare su crecimiento. La comercializadora de energía eléctrica 100% renovable facturó en 2018 180 millones de euros, proveyó de electricidad a 180.000 clientes y obtuvo un ebitda de 2,1 millones y un beneficio neto de 150.000 euros. Si la ronda se lleva a cabo en los términos más favorables, Holaluz doblará sus ingresos en 2019 hasta llegar a los 350 millones de euros –con 350.000 clientes–, e incrementará el negocio hasta alcanzar los 800 millones y 500.000 clientes en 2021.

En el 2018 la compañía ha aumentado su cartera de clientes en un 65%. Buena parte de este incremento se debe al lanzamiento en octubre de la primera tarifa plana de electricidad en España. Desde el lanzamiento de este producto la comercializadora ha aumentado de 300 a 500 las altas diarias de nuevos clientes. También durante el pasado ejercicio, Holaluz se adjudicó el contrato de suministro de electricidad del Ayuntamiento de Madrid. No obstante, la presidenta ejecutiva de la compañía descarta presentarse a nuevos concursos públicos porque “no es el modelo de nuestra empresa”.

Autoconsumo

2018 ha sido el año en que, a través del Real Decreto-ley del 5 de octubre, se ha eliminado el impuesto al sol. La nueva regulación supone una gran oportunidad de negocio para Holaluz, que cerró el pasado ejercicio gestionando 120 instalaciones de autoconsumo de particulares. El crecimiento previsto en este apartado es muy importante, ya que las estimaciones de la compañía apuntan que en 2019 gestionará 1.500 equipos de placas fotovoltaicas y  en 2021 llegará a las 5.000 instalaciones.

La internacionalización del negocio es otra de las cuestiones encima de la mesa de la compañía que dirige Carlota Pi. Actualmente la empresa ya dispone de licencia para operar en Portugal –aunque todavía no ha comenzado a realizar acciones comerciales para captar clientes- y está tramitando los permisos para ofrecer sus servicios en Francia e Italia.