Ir a contenido

NUEVO COMUNICADO

Competència discrepa de Calvet y rechaza que se obligue a precontratar a Uber y Cabifay

El organismo independiente, relacionado con la Conselleria d'Economia, considera que con los nuevos límites se perjudica al usuario

Salvador Sabrià

Un coche de Uber en Barcelona.

Un coche de Uber en Barcelona.

El organismo independiente que vela por la libre competencia en Catalunya, la Autoritat de la Competència de Catalunya (ACCO) ha reiterado este miércoles que se opone a la propuesta de decreto del Govern de la Generalitat para regular el servicio de VTC, en la que se prevé la obligación de precontratar los servicios de Uber y Cabify o similares con un tiempo mínimo de antelación de 15 minutos, ampliable a una hora en el Área Metropolitana, y la prohibición de la geolocalización. Según la ACCO, estas medidas crean "ineficiencias injustificadas" y "perjudican a los usuarios"

La Autoritat ha insistido en lso argumentos que ha utiolizado desde el momento en el que el Govern anunció que preparaba ese decreto. La ACCO viene alertando en este sentido de que "los usuarios se verán gravemente perjudicados si se limita la competencia entre Taxis y VTC e insta a las administraciones a que, en lugar de imponer restricciones a los VTC, se modifique la regulación del taxi a fin de que ambos puedan competir en igualdad de condiciones". Las medidas restrictivas propuestas por el Govern y la AMB son exigencias "contrarias al interés general, al bienestar del usuario y a los principios de regulación económica eficiente, que tienen que guiar las actuaciones de los poderes públicos", según el organismo independiente.

La ACCO insiste en que "la regulación del taxi basada en un número limitado de licencias y precios regulados no tiene razón de ser en el contexto económico y tecnológico actual". En lugar de ello, la entidad que vela por la competencia en Catalunya considera necesaria "una nueva legislación que regule de manera armónica las diversas modalidades de servicios de transporte urbano de viajeros en vehículos de turismo que permita la competencia en precios y calidad".

Respecto al perjuicio que ello podría comportar a los taxistas que compraron una licencia de taxi hace pocos años, la ACCO recuerda que en casos similares, "con el fin de facilitar la transición a una situación de mayor competencia en beneficio del consumidor, el regulador ha considerado adecuado reconocer unos costes de transición a la competencia para compensar inversiones razonables y decididas en un contexto regulatorio diferente".

La Autoritat recalca que la competencia es la cuestión central de este debate y por ello reclama "estar presente en las conversaciones sobre la regulación del sector". 

La Autoritat Catalana de la Competència (ACCO) se creó a partir del Estatut y es un organismo autónomo de caracter administrativo que se relaciona con el Govern mediante el Departament de la Vicepresidència i d'Economia i Hisenda.

Temas: Uber Taxis