Ir a contenido

CIUTAT DE LA JUSTÍCIA DE BARCELOMNA

Gaspart declara ante el juez que no engañó a un principe saudí

El empresario hotelero está acusado de una presunta esfafa por ocultar impagos a la Seguridad Social

J. G. Albalat

Joan Gaspart, el pasado día 5, en el sepelio por Josep Lluís Núñez.

Joan Gaspart, el pasado día 5, en el sepelio por Josep Lluís Núñez. / ALBERT BERTRAN

El empresario hotelero y expresidente del FC Barcelona, Joan Gaspart, ha declarado este lunes ante el juez que no engañó ni estafó al príncipe saudí Turki Bin Nasser, propietario del hotel Juan Carlos Primero y del Palau de Congressos, que se ha querellado contra él por presuntamente haberle ocultado el impago a la Seguridad Social de más de 15 millones de euros por parte de Husa y Banquetes Reunidos, que gestionaba el complejo. El caso ya fue archivado y, a raíz de un recurso, fue reabierto por la Audiencia de Barcelona.

En marzo del 2018, la empresa Barcelona Project’s SA, propiedad del príncipe saudí,  presentó una querella por  presunta estafa y ocultación dolosa de los impagos a la Seguridad Social. Esta compañía es propietaria en Barcelona del denominado Complejo Real, que incluye el Hotel Fairmont Rey Juan Carlos I y el Palau de Congressos de Catalunya. Juan Gaspart era el encargado del arrendamiento y explotación del complejo a través de su sociedad HUSA.

El principe saudí, representado por el abogado Javier Yagüe, del despacho de abogados Amparo Legal, centra su querella en la estafa "por la dolosa ocultación de los impagos a la Seguridad Social por importe de más de 15 millones de euros por parte de las sociedades Hostelería Unida SA, (HUSA) y Banquetes Reunidos SL  a la sociedad  Barcelona Project’s SA, empleando para ello un acuerdo de resolución de contrato donde se fijaba un precio que en modo alguno habría sido el mismo de no haber existido el engaño omisivo". Gapart, que ha declarado como imputado, ha asegurado este lunes que no engañó al principe saudí, pues este conocía perfectamente el dinero que se debía a la Seguridas Social.

La hipoteca para recaudar fondos

La querella también relata que, aprovechando su situación, Gaspart y su familia, "en una actuación desesperada por obtener dinero" para "atenuar la catastrófica situación financiera de HUSA", solicitaron un préstamo con garantía hipotecaria por 1,6 millones de euros, en el que pusieron como garantía el Palau de Congresos "sin el consentimiento y ni siquiera el conocimiento de Barcelona Project's", aprovechándose de unos poderes otorgados en el pasado. En este sentido, el empresario hotelero, según fuentes de la acusación, ha reconocido ante el juez que ese dinero fue a parar a Husa.

Además de Gaspart y dos de sus hijos, también imputados, también ha declarado en el juzgado el representantes legal de Husa. Fuentes de la acusación particular han explicado tras los interrogatorios, que han durado casi cuatro horas, que solicitarán la comparecencia de varios testigos y presentaran nueva docunentación para demostrar que fueron víctimas de un engaño.