Ir a contenido

Fusión bancaria

Liberbank y Unicaja estudian una posible fusión

Ambas entidades han reconocido a la CNMV que mantienen "contactos preliminares"

El banco resultante se colocaría en el sexto lugar del ránking con 11.000 empleados y 1.800 oficinas

Max Jiménez Botías / Sara Ledo

La sentencia de la Audiencia Nacional, recurrible, condena a Liberbank a restituir los salarios previos y abonarles los montos deducidos a los directivos.

La sentencia de la Audiencia Nacional, recurrible, condena a Liberbank a restituir los salarios previos y abonarles los montos deducidos a los directivos. / J.L.Cereijido (EFE)

Candidatos a una fusión en todas las quinielas bancarias, entre ellos o con otras entidades, Liberbank y Unicaja han emitido este miércoles un hecho relevante ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que reconocen contactos preliminares entre ambas entidades para "analizar eventuales oportunidades". Se trata de conversaciones en su fase inicial, que dependen, según fuentes consultadas, de los números que salgan tras el análisis de un posible acuerdo y del respaldo de los órganos de gobierno de ambas entidades.

Estas han confirmado su relación después de que el diario 'Expansión' adelantara que Liberbank y Unicaja están en conversaciones a través de Mediobanca y Deutsche Bank para integrarse, lo que daría lugar al sexto banco por activos en España. Entre ambas entidades sumarían cerca de 11.000 empleados y más de 1.800 oficinas.  Tras esta comunicación, ambos bancos se han disparado en bolsa con subidas que en ambos casos han superado los incrementos del 10%, si bien, las ganancias se moderaron posteriormente. 

Unicaja aclara en la nota remitida al supervisor bursátil que "de forma regular analiza potenciales oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas". En este ámbito, la entidad formada por el Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Ronda, Cádiz, Almería, Málaga, Antequera y Jaén, en la que posteriormente se integró CajaEspaña, confirma "contactos preliminares con Liberbank", de los que también está al tanto su consejo de administración, aunque no se ha adoptado "al respecto ninguna decisión".

Se trata de contactos que el supervisor monetario bendice. Preguntado sobre la posibilidad de que las fusiones sean la solución de las entidades medianas en su adaptación al futuro, el Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha señalado después de su intervención en la 14 edición del Encuentro del sector bancario organizado por el IESE, que "el Banco de España no gestiona las entidades, ellas saben cuál es el reto al que se enfrentan". "Ellas saben lo que tienen que hacer porque viene una gestión regulatoria que deben cumplir", agregó.

En el mismo acto y durante su intervención, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, respondió que todo el sector en su conjunto ha hecho una "reestructuración enorme" en España al ser preguntado por la transformación de su entidad en los últimos años. "¿Hay espacio para más concentración? Siempre hay espacio. Hoy precisamente se estaba hablando de posibles fusiones. Lo veremos, esto dependerá del entorno del negocio y de la lógica industrial que pueda tener", agregó.

Por su parte, el consejero delegado de Banc Sabadell, Jaime Guardiola, aseguró que en España "hay margen para hacer concentración pero el grueso ya se ha producido" durante su intervención, aunque en su caso no mencionó que esta reflexión fuera a colación de la posible fusión de Liberbank y Unicaja. "Hoy España es eficiente y tiene unos niveles de competencia adecuados", agregó.  

Resultados de las entidades

Se trata de entidades con un tamaño desigual, pero geográficamente complementarias. Unicaja cuenta con un volumen de activos de 57.000 millones de euros, mientras que Liberbank está entorno a los 33.000 millones de euros. Hasta septiembre, esta segunda entidad obtuvo un beneficio neto de 108 millones de euros, frente a las pérdidas registradas en el mismo periodo de 2017, impulsado por la mejora de los márgenes de la cuenta de resultados y a un mayor dinamismo de la actividad comercial bancaria típica.

El Grupo Unicaja Banco consiguió en el mismo periodo un beneficio neto de 142 millones de euros, un 18,4% más, mejora fundamentada en el aumento del margen de intereses del 4,6 % (20 millones de euros), la disminución de los gastos de explotación del 2,5 %, y en una importante y recurrente reducción de las necesidades de saneamientos.

Como antiguas cajas de ahorro, muy asentadas en sus territorios de origen, Liberbank y Unicaja cuentan con negocios geográficamente complementarios. Mientras que el banco fusión de Cajastur-CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura tiene una amplia presencia en Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Cantabria y Madrid; Unicaja es fuerte en Andalucía, donde nació, y Castilla y León, ya que la absorbió a Caja España-Duero le dio acceso a ese territorio, pero también un duro plan de reestructuración al que hacer frente, de acuerdo con las autoridades bancarias españolas y comunitarias. Unicaja acaba de cerrar esa integración, "sin perjuicio para su solvencia", apuntan fuentes financieras, lo que le permite ahora enfocar un nuevo proceso de integración.

En el punto de mira de los grandes

Ambas entidades han estado en el punto de mira de los grandes del sector. BBVA, CaixaBank y Sabadell han analizado en algún momento u otro la posibilidad de integración. Pero no se ha llegado a fraguar ningún acuerdo. Fuentes financieras reflexionan que el aumento de su presencia en los mercados propios de esas entidades es un elemento a considerar, pero que el tipo de negocio quizá no aporte la rentabilidad que pretenden los grandes bancos y las cargas que los activos deteriorados añaden harían poco atractiva la absorción, que impodría mayores exigencias de solvencias para los grandes, ya muy exigidos por el rigor establecido por el Banco Central Europeo (BCE)

Temas: Liberbank Bancos