Ir a contenido

energía

La OPEP no logra pactar un recorte de su producción

El cártel espera llegar a u acuerdo con Rusia, que no pertenece a la organización, para rebajar el bombeo de crudo

Jalid añ-Falih atiende a la prensa en Viena. 

Jalid añ-Falih atiende a la prensa en Viena. 

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha cerrado su 175 conferencia ministerial en Viena sin acuerdo sobre el esperado recorte de producción, que queda supeditado a un pacto con los países aliados no miembros del grupo, con Rusia a la cabeza. La reunión con estos ser producirá este viernes.

En este contexto,  el precio del barril de crudo de calidad Brent, el de referencia en Europa, siguió cotizando a la baja. Llegó a caer un 5% y alcanzó un mínimo intradía de 59,14 dólares.

Los ministros de la OPEP se reunieron a puerta cerrada durante unas seis horas con el objetivo de consensuar una medida para estabilizar los precios, que se encuentran a la baja desde hace unos dos meses.

Al final, un portavoz de la organización anunció que las negociaciones continuarán este viernes y comunicó la cancelación de la rueda de prensa prevista inicialmente tras el encuentro.

Según las declaraciones de los delegados antes de iniciarse la conferencia, los socios están a favor de rebajar los suministros, pero exigen que a esa dolorosa medida se adhieran sus aliados, sobre todo Rusia.

El ministro saudí de Petróleo, Jalid al-Falih, abogó por un recorte de las oferta conjunta de los quince miembros de la organización en torno al millón de barriles diarios (mbd).

"Creo que un millón sería adecuado (...) Queremos que sea un recorte suficiente, pero no excesivo", y que no cause "un shock", dijo el responsable de Arabia Saudí, el mayor productor del grupo y, por ello, líder de la organización.

Reconoció que sobre la mesa de negociaciones había varias peticiones, de recortes de entre 500.000 y un millón de barriles diarios, y destacó que aún no había un acuerdo con los nueve productores externos que cooperan con el cártel desde hace dos años, en una alianza conocida ya como "OPEP+".

Aparentemente, Rusia prefiere una limitación de la producción más moderada. Tras reunirse ayer en Viena con Al-Falih, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, regresó a su país para consultar con el presidente, Vladímir Putin, los próximos pasos a dar.

Se espera que Novak vuelva este viernes a Viena con la respuesta, de la que dependerá en gran medida la decisión definitiva sobre los niveles de extracciones que mantendrán los veinticuatro países de la OPEP+ en el primer semestre del año próximo. EFE

Después de que la OPEP advirtiera del riesgo de que en 2019 el crecimiento de las extracciones supere al de la demanda global, en los mercados se esperaba que en las citas vienesas se anuncie una nueva limitación de suministros.

Sin embargo, el plan no gusta al presidente de EEUU, Donald Trump, quien advirtió el miércoles de que el mundo "ni quiere ni necesita" un aumento de los precios del petróleo e instó a la OPEP a mantener sin cambios su producción actual.

Pese a ello, los ministros de la OPEP y sus aliados coinciden en reconocer la necesidad de restringir la oferta en los próximos meses. 

Temas: OPEP Petróleo