Ir a contenido

AUTOMÓVIL

Seat producirá 27.000 vehículos menos de lo previsto en Martorell este año

La producción de la factoría catalana acabará el año con un aumento de 19.000 coches con respecto al 2017

Inicio de producción del nuevo Seat Tarraco en Wolfsburg.

Inicio de producción del nuevo Seat Tarraco en Wolfsburg.

La fábrica de Seat de Martorell no conseguirá este año cumplir sus previsiones. Parará en diciembre tres días más de lo previsto debido a la falta de motores suministrados por el grupo Volkswagen, lo que supone que la producción del 2018 acabará en 474.000 coches, una reducción de 27.000 unidades en relación con la planificación de antes del verano, según datos a los que ha tenido acceso Coche Global.

Las noticias que llegan de Wolfsburg (Alemania) son negativas al constatar la falta de algunos motores para los modelos Ibiza y Arona. Para hacer frente a esa situación, los sindicatos y la dirección de la compañía han pactado una modificación del calendario laboral previsto para diciembre con tres días de parón adicionales en la línea de montaje número uno.

La firma española, según Coche Global, parará la producción de los modelos Ibiza y Arona los días 7, 19, 20 y 21 de diciembre, según indican fuentes sindicales, cuando estaba prevista una única jornada de inactividad para el 7 de diciembre. Además, la producción del León se detendrá el día 7 de diciembre y la del Audi A1, los días 7 y 21 de diciembre.

El impacto de los tres días adicionales de parón será de un recorte en la producción de los modelos afectados de 4.415 unidades. Con las nuevas medidas, la fábrica de Martorell acabará el año 2018 con un volumen de 474.000 vehículos en lugar de las 501.000 unidades previstas antes del verano en relación con el impacto de la crisis por falta de motores con la nueva homologación WLTP. La rebaja de producción era hasta ahora de unas 20.000 unidades.

A pesar del descenso en la previsión, la producción de la factoría catalana acabará el año con un aumento de 19.000 coches en relación con el resultado de 2017, lo que supone una mejora del 4%. Las 474.000 unidades del 2018 se acercan a la cifra prevista justo hace un año, que posteriormente se fue incrementando gracias a la respuesta positiva de la demanda. Sin embargo, el impacto de la falta de motores ha sido "mucho mayor" de lo que preveía el presidente de la marca, Luca de Meo, que en septiembre envió una carta a la plantilla en la que cifraba en 10.000 unidades menos el efecto e intentaba tranquilizar a los trabajadores al asegurar que no sería necesario un expediente de regulación de empleo temporal. Los días de inactividad se están resolviendo con la aplicación de la flexibilidad de jornada de la que dispone cada empleado y la compañía.

Temas: Coches Seat