Ir a contenido

ERE

Wizink despedirá al 15% de su plantilla

La entidad bancaria lo ha comunicado dentro de su plan de organización y automatización

El Periódico

Las oficinas de Wizink.

Las oficinas de Wizink.

Wizink, el banco especializado en tarjetas de crédito controlado por el fondo Varde Partners, ha anunciado la intención de reorganizar su estructura, lo que implicará la salida de 210 trabajadores y que representan el 15,58% de la actual plantilla. 

La nueva estructura del banco responde, según la entidad en un comunicado, a factores de organización para centrarse en cliente y reducir duplicidades en distintas áreas; a la automatización y digitalización de procesos y  a criterios regulatorios.

Con la reestructuración prevista, la entidad busca "crear una organización más centrada en el cliente y responder a sus necesidades en un entorno de mercado cada vez más cambiante", según la entidad heredera del antiguo Banco Popular.

Esta reorganización tendrá un impacto en unos 210 empleados de Wizink de los 1.350 que conforman toda la plantilla. El fondo estadounidense Varde Partners, que posee el 51% del capital de WiZink, acordó con el Santander a finales de marzo comprar el 49% restante antes de 2019, y estudia actualmente distintas opciones estratégicas.

Los sindicatos, por su parte, han denunciado que esta operación para la entidad solo sirve para aligerar su plantilla. En un comunicado, los sindicatos se han quejado de esta decisión y se han aferrado al informe que elaboró CCOO a principios de mes, en donde se estimó, que en Wizink  "no sobra plantilla, sino todo lo contrario", y que la compañía debía aumentar "sustancialmente" la plantilla en áreas con mayor carga de trabajo.

Wizink, actualmente, ha tenido unos ingresos de 110 millones de euros en 2017 y gestiona unos cerca 3.000 millones en saldos de tarjetas de crédito en España y Portugal, además de unos cuantos millones en cuentas de ahorro y depósitos.