Ir a contenido

ESCÁNDALOS FINANCIEROS

Ingresan en prisión dos de los condenados por las 'tarjetas black'

El exsecretario de Estado de Hacienda Rodríguez-Ponga entra en Soto del Real y el exsindicalista Del Rey Viñas, en Navalcarnero

ÁNGELES VÁZQUEZ

Estanislao Rodríguez-Ponga, durante el interrogatorio en el juicio por las tarjetas ’black’ en la Audiencia Nacional.

Estanislao Rodríguez-Ponga, durante el interrogatorio en el juicio por las tarjetas ’black’ en la Audiencia Nacional. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Estanislao Rodríguez-Ponga, exsecretario de Estado de Hacienda en varios Gobiernos de José María Aznar,  y el antiguo dirigente de CCOO Antonio del Rey de Viñas han sido los primeros condenados por el caso de las 'tarjetas black' de Caja Madrid y Bankia que han ingresado en prisión, según han confirmado fuentes penitenciarias. El Tribunal Supremo dio de plazo hasta el 25 de octubre a los 15 condenados a más de dos años de cárcel -pena que implica el ingreso en prisión- para que se personaran en el centro penitenciario que eligieran para comenzar a cumplir sus penas. Estalinslao Rodríguez-Ponga se ha presentado esta tarde, a las seis,  a Soto del Real y está en el módulo de internamiento a la espera de que se le asigne un módulo definitivo.

Del Rey se presentó el pasado lunes en Centro de Inserción Social Victoria Kent, un centro de internamiento de tercer grado, desde donde fue trasladado a la prisión de Navalcarnero. 

Rodríguez-Ponga está condenado a tres años y dos meses de prisión y Del Rey, a dos años y seis meses. El primero se gastó con las polémicas tarjetas 225.000 euros, y el segundo 191.000. Solo en el supermercado del El Corte Ingles Rodríguez-Ponga se gastó 40.000 euros entre el 2010 y el 2011.

El uso de las tarjetas

Las tarjetas opacas se utilizaron para comprar trajes de lujo, para pagar clubs de golf y balnearios, adquirir accesorio de equitación, para entrar en espectáculos e incluso en gasolineras, supermercados, casinos e incluso comprar lencería. Todo ello consta en los alrededor de 5.000 movimiento bancarios descritos en las hojas excel que la actual dirección de Bankia aportó como prueba y que el Tribunal Supremo aceptó como tal.

El principal acusado de este caso, el exvicepresidente Rodrigo Rato, condenado a cuatro años y medio de cárcel, todavía no consta que haya entrado en prisión. Todavía tiene tiempo hasta el próximo 25 de octubre para ingresar voluntariamente a la cárcel que elija. 

Tanto Rato como Rodríguez Ponga, como los otros 13 condenados con penas de prisión ineludibles, fueron citados el pasado jueves en la Sección de Ejecutorias de la Audiencia Nacional para ser notificados formalmente de la orden por la que al cabo de 10 días hábiles tendrían que haber ingresado en el centro penitenciario de su elección. Los excargos públicos de gobiernos del PP se presentaron en la Audiencia un día antes de la fecha de citación para evitar a los medios de comunicación. Rodríguez-Ponga también ha eludido la exposición pública en su entrada en prisión.

Penas mínimas

La pena mínima impuesta a los 64 condenados fue a cuatro meses de prisión. De ellos, 15 con Rato y Rodríguez-Ponga superan los dos años de prisión. Entre ellos, el secretario general de CCOO de Madrid Rodolfo Benito y el expresidente de Telemadrid a propuesta de IU José Antonio Moral Santín y el exsindicalista Del Rey, que también ha ingresado.

La Audiencia cifró en 12 millones de euros lo gastado con las 'black': 9,3 millones, en la etapa de Blesa y 2,6 millones, con Rato.  El tribunal consideró acreditado que desde 1988, cargos de Caja Madrid y después de Bankia planificaron un sistema de tarjetas, de funcionamiento opaco, para el presidente y los miembros del consejo de administración y la comisión de control.