Ir a contenido

Industria

La economía española modera su competitividad frente a la UE

En el segundo trimestre de este año el Índice de Tendencia de la Competitividad subió un 0,3% debido a la fortaleza del euro frente a otras divisas

Contenedores en el puerto de Barcelona.

Contenedores en el puerto de Barcelona. / ÁLVARO MONGE

La competitividad precio de la economía española frente a la Unión Europea (UE) modera su peso en el segundo trimestre del año debido a la apreciación del euro frente a las divisas de los países comunitarios que no pertenecen a la moneda única (como la corona sueca, la libra esterlina y el zloty polaco).

Así lo refleja el Índice de Tendencia de la Competitividad (ITC) calculado con el Índice de Precios de Consumo (IPC), publicado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que sostiene que en el segundo trimestre de este año el ITC ascendió un 0,3% interanual, lo que supone un cambio de tendencia tras dos trimestres consecutivos de mejora de la competitividad frente a la Unión Europea.

El ITC refleja la competitividad de las exportaciones de un país, debido a la importancia que tiene para una economía competitiva ser capaz de participar en los intercambios comerciales con soltura, y lo hace a través de la evolución de los precios y del tipo de cambio, siendo la subida del ITC pérdidas de competitividad y la bajada aumentos, según la nota metodológica del Ministerio.

Fue respecto a los países de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro donde el ITC se incrementó más, un 1,1% en términos interanuales en el segundo trimestre de 2018, debido a la apreciación del euro frente a la media de las monedas de estos países (el índice de tipo de cambio se incrementó un 1,4% interanual).

Sin embargo, en la zona euro, el ITC reflejó una pérdida “ligera” de competitividad, con un aumento del 0,1% interanual, un deterioro suave de la competitividad-precio que se explica porque el incremento de los precios de los países de la eurozona fue ligeramente inferior al registrado en España, lo que supone que, tras la ganancia de competitividad por este concepto en el primer trimestre de 2018, en el segundo trimestre se mantiene la tendencia de los cinco trimestres anteriores a 2018 en la que la evolución de los precios en España es mayor que en sus socios de la zona euro.

Por su parte, en términos semestrales, el ITC se mantuvo inalterable en el primer semestre respecto a la Unión Europea de los 28 y tuvo una pérdida de competitividad del 0,3% frente a los países de la Unión Europea que no pertenecen a la zona euro, consecuencia de esta apreciación del euro. En cambio mejoró ligeramente la competitividad frente a la zona euro al disminuir el ITC calculado frente a esta zona en un 0,1% interanual.

Otras áreas

En comparación con la OCDE, el ITC ascendió un 3,2% a pesar de la mejora de competitividad española gracias a una evolución de los precios en España más moderada que en la OCDE, que sólo pudo compensar de forma muy limitada la sensible apreciación del euro frente a las principales monedas de esta zona (como el franco suizo, el dólar americano y en menor medida el yen japonés y el won coreano), precisa Industria.

Una evolución muy similar se muestra en relación con los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que aumentó un 3,8% interanual en el segundo trimestre.

Temas: IPC

0 Comentarios
cargando