Ir a contenido

Conflicto laboral

Desconvocados los paros de mayo en las autopistas de Abertis

CCOO y USOC han desconvocado los paros del mes de mayo, que no los de junio, tras alcanzar un preacuerdo con la empresa de nuevo convenio colectivo

Gabriel Ubieto

Autopista gestionada por Abertis.

Autopista gestionada por Abertis. / ACN (Archivo)

Los sindicatos CCOO USOC han desconvocado los paros parciales convocados durante el mes de mayo en las autopistas gestionadas por Abertis. No obstante, la huelga, convocada para las tardes de los viernes y los días del fin de semana del 11 de mayo al 24 de junio, no ha sido desconovocada para el mes de junio. El motivo de la desconvocatoria es que CCOO ha alcanzado un preacuerdo con Abertis y la desconvocatoria definitiva queda a la espera de que, antes del próximo 30 de mayo, las asambleas de trabajadores ratifiquen la propuesta.

Si bien la huelga estaba convocada por CCOO, sindicato con mayor representación entre los 1.700 trabajadores de las autopistas gestionadas por Abertis, y USOC, con una representación minoritaria, este último ha decidido no firmar el preacuerdo de nuevo convenio colectivo. El motivo viene porque consideran "insuficientes" las condiciones del mismo, según ha declarado el delegado sindical de USOC Jesús Atienza, participante de las negociaciones.  

Los representantes de los trabajadores llamaron a la movilización para presionar a la empresa y así lograr un acuerdo para un nuevo convenio colectivo, tras meses de negociaciones estancadas. "En este preacuerdo hemos conseguido mejoras tanto salariales como de derechos para una mejor conciliación familiar. Es razonablemente satisfactorio", ha comentado el secretario de acción sindical de CCOO en Abertis, Iván Orpella.

Las condiciones contempladas en el preacuerdo contemplan una duración de convenio de tres años, con una cláusula de ocupación, es decir, que la empresa se compromete a no realizar recortes de personal. También incluye incrementos salariales del 1,3% y un bonus de 600 euros para el 2017, una actualización a niveles del IPC para los años 2018 y 2019 y una revalorización al 95% del IPC en 2020, compensada con complementos salariales.

Las mejoras en la conciliación entre vida laboral y familiar, uno de los puntos calientes de la negociación, según Orpella, se han cerrado con menor flexibilidad horaria, es decir, mayor capacidad de planificación para los trabajadores y menor capacidad para la empresa para modificacar horarios con poca antelación, así como más días festivos en fechas señaladas, como verano, para coger vacaciones.

Desde USOC han considerado no sumarse al preacuerdo y esperar al veredicto de las asambleas de los trabajadores, puesto que consideran que no se han conseguido puntos como incrementar el complemento salarial de los trabajadores en caso de baja médica o un compromiso de la empresa con la reducción de la temporalidad. También ven "insuficientes" la reducción de la flexibilidad horaria pactada. 

La huelga estaba planteada en forma de paros parciales todos los fines de semana desde el 11 de mayo hasta el 24 de junio. Los viernes de 18h a 20h. Los sábados de 12 a 14 horas y los domingos de 19 a 21 horas y de 22 a 24 horas.