Ir a contenido

junta de accionistas

Reig Jofre apunta a EEUU

La farmacéutica catalana operará mediante un socio comercial

La compañía aprueba por segundo ejercicio consecutivo un dividendo flexible

Agustí Sala

Ignasi Biosca.

Ignasi Biosca. / JOAN CORTADELLAS

Con el foco puesto en el mercado de antibióticos de EEUU de cara el año que viene. La farmacéutica Reig Jofre prevé empezar a operar en la primera potencia mundial a partir del año que viene de la mano de un socio comercial. "No tendremos filial. El modelo consiste en registrar los productos a nombre de la compañía y, una vez hecho, llegar a un acuerdo con un socio comercial para las ventas, que estarán dirigidas a usos hospitalarios", ha explicado el consejero delegado de la compañía, Ignasi Biosca.

El grupo, controlado en un 73% por capital familiar, ha celebrado junta de accionistas en Barcelona, en la que se ha aprobado destinar un máximo de 3 millones de euros a retribuir a sus accionistas mediante la fórmula del 'scrip dividend' o dividendo flexible. Con esta modalidad, los accionistas pueden elegir entre cobrar el dividendo de la sociedad en efectivo o recibir acciones.

Por segundo año consecutivo, la compañía catalana opta por esta política de dividendo. La junta ha aprobado también las cuentas, con un beneficio neto de 8,8 millones de euros el pasado año, el 15% más. Biosca, que a la vez que primer ejecutivo respresenta a la familia accionista, ha explicado que la compañía "se encuentra cómoda" con este modelo retributivo, que ha tenido una buena acogida por parte de los accionistas, y no descarta "repetirlo en el futuro".

Más capital flotante

Según la directora financiera de la farmacéutica, Roser Gomila, el pasado año solo un 2% de los accionistas optaron por cobrar el dividendo en efectivo. Reig Jofre quiere aprovechar también el dividendo flexible para aumentar su capital flotante. Actualmente, el 73% de la compañía está en manos de Reig Jofré Investments, un 13% es de Natra y un 14% fluctúa en la bolsa. Se trata de un porcentaje que Biosca quiere incrementar de forma paulatina.

Reig Jofre acometerá una inversión de 30 millones de euros hasta el 2020 en ampliar su planta de Sant Joan Despí (Baix Llobregat) especializada en inyectables. Construirá una zona dotada con tecnologías de última generación para la fabricación de viales liofilizados y líquidos, una de sus especialidades. El 80% del proyecto se financiará con deuda, ya que la firma tiene capacidad para hacerlo aumentar su pasivo. Incluso con esta inversión apenas superará dos veces el resultado de explotación, por debajo del tres que se pone como límite. 

Actualmente, la planta de Sant Joan Despí produce 15 millones de viales y genera unas ventas de 32 millones de euros. La ampliación permitirá incrementar la producción hasta los 40 millones de unidades en el 2021, aunque aún tendría capacidad para llegar a los 50 millones, según Gomila. La compañía también ha aumentado en un 33% la capacidad de producción de su planta de Toledo, donde produce antibióticos. Con todo ello, Biosca espera que la compañía dé un gran salto a partir del 2019. 

Las ventas del grupo, con casi 170 millones, crecieron el 4,3% el año pasado, pese al retroceso en el negocio de antibióticos por el parón en las entregas del proveedor chino, algo que ya se ha empezado a revertir. Destaca el tirón del negocio de inyectables, con un alza del 23% el año pasado y la mejoría en el de complementos nutricionales a través de su filial francesa Forté Pharma, así como los productos dermatológicos y respiratorios.

0 Comentarios
cargando