Ir a contenido

sistema fiscal

El coladero del impuesto de patrimonio

Una buena planificación permite eludir un tributo que solo existe en España y Francia, según un estudio del IEB

Agustí Sala

Sede de la Agència Tributaria de Catalunya.

Sede de la Agència Tributaria de Catalunya. / FERRAN SENDRA

La propia normativa del impuesto de patrimonio, un gravamen cedido a las autonomías, permite evitar pagar un solo céntimo con una buena planificación tributaria.  Es la conclusión de uno de los artículos del último informe del Institut d'Economia de Barcelona (IEB) bajo el título global '¿Debe existir un impuesto sobre el patrimonio'. Sería lo más próximo al dicho porpular: 'Feta la llei, feta la trampa'.  

Este análisis, de la investigadora del IEB, Mariona Mas,  concluye que el diseño actual de la norma "facilita la creación de mecanismos de elusión" por parte de los contribuyentes. El límite aplicable sobre la renta y el patrimonio, que existe para evitar que el tributo sea confiscatorio; junto con la exención de las participaciones en empresas familiares, destinada a favorecer la inversión empresarial,  "provocan que, con una planificación correcta, se pueda reducir casi en su totalidad la liquidación del impuesto sobre el patrimonio". Al final se trata de opciones que permiten rebajar e incluso dejar a cero la factura tributaria en los casos de patrimonios elevados, no tanto en cambio en el de los medios.

La consecuencia de todo ello es que "de poco sirve tener una tarifa muy progresiva si sus efectos son limitados en la práctica", ya que en las franjas más altas se disparan las posibilidades de escapara una elevada factura tributaria. En el estudio se realizan una serie de simulaciones, de tal forma que si se incluyeran en la base del impuesto las exenciones de las que disfrutan las participaciones en empresas familiares, la recaudación aumentaría el 87%. Si, además, se suprimiera el límite de renta y patrimonio, el ingreso potencial de la nueva base imponible "multiplicaría por 4,23 veces la recaudación actual".

Más de 4 millones

Otra de las conclusiones es que si se gravaran todos los patrimonos de más de cuatro millones de euros, que correpsonde a la población más rica de los contribuyentes del tributo en el 2015, solo sería necesario aplicar un tipo impositivo del 0,55% para obtener el nivel de recaudación actual. El tipo máximo actual es del 2,75% a partir de 10,7 millones de euros en Catalunya, donde el tributo se elevó tras un acuerdo de la antigua CiU con ERC en la primera legislatura de Artur Mas. 

También se destaca en el estudio el escaso rendimiento de la inspección tributaria en el caso de este gravamen. Entre el 2011 y el 2014, el total de actas de inspección en Catalunya no representaron ni un 0,3% de las declaraciones del impuesto presentadas.

El de patrimonio es un impuesto polémico. José María Durán, investigador del IEB, asegura que el tributo está lleno de "deficiencias en su normativa y en sus resultados". A su vez recuerda que en la Unión Europea (UE), solo se aplica en Francia además de en España, donde aporta apenas enter el 0,3% y el 0,5% del total de la recaudación tributaria.En Catalunya aporta más de 450 millones de euros al año, casi la mitad del total en toda España. En comunidades como la de Madrid, por ejemplo, no se exige.

0 Comentarios
cargando