Ir a contenido

El número de millonarios en Catalunya sigue creciendo

El total de titulares de más de un millón de euros de patrimonio sube, pero bajan de 123 a 118 los más ricos

La Generalitat estima que en el 2015 se produjeron solo 63 deslocalizaciones fiscales hacia Madrid

Agustí Sala

Isak Andic, con su mujer.

Isak Andic, con su mujer. / CARLOS MONTAÑÉS

El número de ricos en Catalunya sigue creciendo. En el 2015, el último dato existente, se incrementó hasta casi 32.000 el número de personas que poseen una riqueza de más de un millón de euros, sin incluir la vivienda habitual y una vez deducidas las deudas. En concreto, fueron 31.951, un total de 577 más que el ejercicio anterior, según los datos de la memoria del impuesto de patrimonio del 2015 que ha publicado la dirección general de Tributos de la Generalitat.

La mayoría de los nuevos miembros de este club con una base imponible superior al millón de euros se sitúan por debajo de los 30 millones de euros. Y es que los que pueden considerarse multimillonarios, es decir, los de tramos de base imponible de más de 30 millones, el nivel más elevado, pasan de 123 a 118. Pero no sucede lo mismo en los de más de 15 millones, que pasan de 250 a 281; o los que tienen más de seis millones, que pasan de 1.208 a 1.231. 

El secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó, aseguró recientemente que la deslocalizaciones hacia Madrid son muy reducidas. Los 63 cambios de residencia detectados hacia la capital de España en el 2015 son "testimoniales" a juicio del Govern si se tiene en cuenta que el número de declarantes de este tributo, que no se paga en Madrid, ha subido de 66.000 a más de 72.000 gracias a los efectos de la amnistía fiscal del 2012 y las inspecciones y controles llevados a cabo.

En total, los contribuyentes deslocalizados (incluidos los que se van a Madrid) fueron 127 en el 2015, 134 en el 2014, 128 en el 2013 y 56 en el 2012. De todas formas, muchas de estas fugas "no tienen por qué ser ficticias porque también hay contribuyentes de Madrid que se instalan en Catalunya", según Salvadó. En todo caso estas deslocalizaciones forman parte de los planes de inspección de la hacienda catalana.

Deslocalizaciones

Todo ello revela la existencia de una problemática de competencia entre territorios y de dúmping fiscal que practican comunidades como Madrid, que dispone de un mayor margen para rebajas tributarias gracias a las ventajas de la capitalidad (por ejemplo, ingresar el grueso del impuesto de sociedades porque las grandes compañías tienen ahí su sede social o una parte de las retenciones del IRPF de empleados de esas firmas que trabajan en otros territorios), denunciado por la Generalitat.

En el caso del impuesto de patrimonio, las fugas de contribuyentes a "Catalunya le afectan poco, porque estamos lejos y tenemos un mercado económico potente. Los que se deslocalizan son marginales, apenas el 0,11%. No así en otras autonomías más cercanas a la capital como Andalucía o las castillas", según explicó Salvadó. La comunidad incluso ha ganado declarantes de patrimonio. De hecho, Catalunya constaba en el último ránking de la revista Forbes como la comunidad con más ricos y lo reflejan las estadísticas del impuesto de patrimonio. Entre se encuentran el fundador de Mango, Isak Andic o la familia Carulla (Agrolimen).

1.400 declaraciones más

En total se presentaron 72.588 liquidaciones del impuesto de patrimonio del 2015, unas 1.400 más que en la campaña anterior o el 2% más. El valor de los bienes y derechos no exentos declarados y los exentos fue de 180.909 millones de euros. Del total, el 62,2% , es decir, 112.531 millones fueron no exnetos y elr esto, 68.378 millones, el 37,8%, fueron exentos. De este último grupo destacan las acciones y participaciones en empresas y sociedades, con un total de 57.807 millones.

La base imponible total alcanzó los 107.542 millones de euros, que signfica un 2,2% más que en el 2014. De esa cantidad, el 42,1% fueron participaciones y acciones de empresas; el 30,3% inmuebles y el 14,7%, depósitos y cuentas corrientes. El 93% de los declarantes tienen una base imponible inferior a tres millones de euros y suponen el 65% de la base imponible total.

El peso de los inmuebles se reduce a medida que crece la base imponible, mientras que sucede lo contrario con las acciones y participaciones. De hecho estas últimas suponen el 78,6% del patrimonio bruto declarado en los tramos de base imponible superiores a los 30 millones de euros.

La cuota media por declarante es de 6.540 euros. A partir de 1,5 millones se concentra el 84,4% de la cuota a ingresar.

0 Comentarios
cargando