Ir a contenido

Modelo de financiación

Montoro abre la puerta a una quita en la de deuda de las autonomías con el Estado

El ministro admite que una parte del endeudamiento se debe a agujeros del modelo de financiación

Hacienda se muestra dispuesta a reducir la jornada laboral a funcionarios con turno de noche

Rosa María Sánchez

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una imagen de archivo. / JUAN MANUEL PRATS

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha abierto la puerta a buscar fórmulas para aliviar la carga de la deuda de las comunidades autónomas con el Estado y se ha mostrado partidario de poner fecha de caducidad al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que es el mecanismo por el que el Tesoro cubre las necesidades de endeudamiento de las comunidades a cambio de un mayor control sobre estas.

Montoro ha comparecido este miércoles en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados para explicar los trabajos tendentes a la negociación de un nuevo modelo de financiación autonómica. El ministro ha avanzado algunos de los criterios que, desde el punto de vista del Gobierno, deberían presidir esta reforma y ha subrayado que "no podemos pensar en un nuevo sistema de financiación sin Catalunya", a la espera de la constitución de un nuevo Govern.

Reestructuración de la deuda

"Tenemos que ver qué hacemos respecto a la deuda de las comunidades autónomas, y, particularmente, la que tienen contraída con el Estado. Y tenemos que ver, por ejemplo, qué parte de esa deuda corresponde a los errores del propio sistema de financiación", ha dicho el ministro poniendo el acento sobre los agujeros provocados por el sistema actual en algunas comunidades como Catalunya, Valencia o Baleares, según denuncian sus propios gobiernos autonómicos. "No hay ningún interés del Estado en financiarse con cargo a esa deuda", ha añadido.

El ministro, así, ha vuelto a abrir la puerta a alguna forma de "reestructuración" de la deuda autonómica con el Estado -tal como ya sugirió a mediados del 2016- en la que se podría considerar algún tipo de quita parcial, una rebaja de los costes financieros (tipos de interés) o a un alargamiento de los plazos de pago, entre otras opciones, según fuentes de Hacienda.

Desde el 2012 el Gobierno ha puesto a disposición de las autonomías más de 232.000 millones de euros de financiación a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), el Fondo de Pago a Proveedores (FPP) y el Fondo de Facilidad Financiera (FFF) para cubrir la incapacidad de las comunidades para buscar recursos en los mercados financieros. El 30% de estos recursos han sido absorbidos por Catalunya. "Habrá que poner plazo para que finalicen estos mecanismos", a medida que las comunidades puedan volver a acceder a los mercados financieros por sus propios medios, ha dicho el ministro.

Déficit por debajo del 0,6% del PIB

El titular de Hacienda ha pedido a los diputados voluntad política para negociar un nuevo modelo de financiación autonómica en un momento en el que -según el ministro- la recuperación de los ingresos públicos permite avanzar en la mejora de los servicios públicos esenciales. "El momento actual es el adecuado para abordar la reforma", ha dicho y ha avanzado que las autonomías cerrarán el 2017 con un déficit "claramente por debajo" de su objetivo inicial del 0,6% del PIB.

Montoro también se ha referido a la "urgente" necesidad de reformar el esquema de "tributos cedidos o propios" de tipo medioambiental .

Funcionarios

Al término su comparecencia, Montoro ha reconocido que el Gobierno está dispuesto a reducir la jornada en el sector público, aunque distinguiendo entre aquellos sectores que, por su actividad, tengan turnos de horario nocturno.

En declaraciones a los periodistas, Montoro ha confirmado que el Gobierno ha realizado esta propuesta dentro de la negociación con los sindicatos del sector y ha citado las profesiones sanitarias con horario nocturno como ejemplo de su propuesta. El colectivo docente también entra dentro de los planes de flexibilización de la jornada que plantea Hacienda, atendiendo al tiempo empleado por maestros y profesores para preparar sus clases fuera del horario laboral.

Un solo fondo de garantía

De cara a la reforma de la financiación autonómica, Montoro ha expresado que el diseño del nuevo modelo debe partir de la determinación del coste efectivo de los servicios públicos esenciales que prestan las autonomías: educación, sanidad y servicios sociales. En su opinión los recursos del sistema deberían ir a financiar estos servicios; a partir de ahí se deben "permitir fórmulas de corresponsabilidad fiscal" para que las autonomías puedan prestar servicios adicionales con sus propios ingresos. 

Durante su comparecencia, Montoro ha dado una pista más. En su opinión debería existir un solo fondo de garantía de servicios públicos esenciales y este debería estar financiado, no por los territorios, sino por los ciudadanos "para evitar agravios" entre comunidades autónomas