Ir a contenido

Los Reyes eméritos inauguran la iluminación de la Basílica de Santa María la Mayor, en Roma

EuropaPress

El Rey Juan Carlos subraya los vínculos entre España e Italia y la importancia de las raíces católicas en la historia de España

Los Reyes eméritos don Juan Carlos y doña Sofía han inaugurado la iluminación de la Basílica de Santa María la Mayor de Roma, de la que se ha encargado Enel junto a su restauración, después de que la Fundación Endesa firmara el pasado año un acuerdo con el Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano.

La Basílica ha estado muy unida a la Corona española desde los tiempos de Carlos I y después de Felipe IV, cuya estatua diseñada por Gian Lorenzo Bernini figura en el atrio. El propio Rey ha recordado que esa vinculación se reafirmó en 1953 mediante la Bula 'Hispaniarum Fidelitas' de Pío XII y continuada en 1977, cuando él mismo aceptó ser 'protocanónigo honorario', que tradicionalmente ha correspondido a los Reyes de España.

En su intervención, el Rey Juan Carlos ha subrayado que España, que es hoy "un Estado en el que se garantiza la libertad religiosa en el marco del régimen de libertades establecido por la Constitución de 1978", tiene una gran historia que "es imposible entender sin tener en cuenta sus raíces cristianas y católicas".

Eso, ha recalcado, explica los "vínculos especiales con la Basílica Papal de Santa María la Mayor". Don Juan Carlos se ha declarado "verdadero romano de Roma", dado que en esa ciudad nació y fue bautizado por el que sería Papa Pío XII.

También ha recordado que la empresa encargada de la iluminación --Endesa-- "tiene una estrecha relación con una empresa italiana, una prueba más de la afinidad" los dos países, además de "una larga experiencia en la iluminación de monumentos históricos en España". Y ha finalizado pidiendo a los asistentes que transmitan su afecto al Papa Francisco, que se encuentra de viaje en Perú.

Durante el acto, el presidente de Endesa y de su Fundación, Borja Prado ha subrayado que "hay tres razones que hacen de este lugar uno de los más especiales del mundo: Es el templo dedicado a la Virgen más importante del mundo, está bajo protección de la Corona Española desde los tiempos de Carlos I y el Santo Padre, antes y después de cada viaje, viene a rezar aquí. Sólo él. Por eso, es un orgullo y un honor para la Fundación Endesa iluminar esta Basílica".

Además del rey don Juan Carlos -nombrado en 1977 protocanónigo honorario de la Basílica- y doña Sofía también han asistido al acto -que ha contado con la interpretación musical de la soprano Ainhoa Arteta- el cardenal Stanislaw Rylko y el cardenal Santos Abril y Castelló.

El pasado mes de mayo se reunieron en la Basílica Borja Prado y ambos cardenales para la puesta en marcha de este emblemático proyecto de iluminación de una de las cuatro basílicas papales de Roma y que tanta vinculación tiene con España.

La Fundación Endesa se ha unido a este proyecto con el objetivo de ensalzar la excelencia de esta Basílica tan emblemática buscando las técnicas más avanzadas de ahorro de energía y optimización de eficiencia, que persiguen un ahorro de hasta un 80% de potencia y energía, unido a una iluminación artística de referencia.

La Dirección de los Servicios Técnicos del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano se ha encargado de dirigir y coordinar los trabajos y Enel X (la nueva división de servicios avanzados de energía de Enel) ha sido la encargada de llevar a cabo las labores de restauración y de adecuación de la iluminación de la Basílica, dada su larga trayectoria y experiencia adquirida en la cultura de la iluminación, utilizando la luz como elemento fundamental de la expresión y la excelencia en el diseño y construcción de la instalación.

Las actuaciones en la basílica se han llevado a cabo en distintas estancias; el altar y artesanado del Baldacchino, el Baptisterio, la bóveda y el retablo de la Capilla Paolina, la Capilla Cesi, la Capilla del Crucifijo, la Capilla Sforza, la contra fachada y nave central, la nave y las cruces, la nave lateral, la capilla lateral y la estatua de la Virgen "Ave Regina Pacis".

La Basílica de Santa María la Mayor fue construida a mediados del siglo IV bajo las órdenes del Papa Liberio. Esta basílica situada en la cima del Esquilino es considerada la más grande de las iglesias dedicadas a la Virgen María en Roma, siendo una de las cuatro basílicas patriarcales de la capital italiana y la única que ha conservado su estructura paleo-cristiana.

España ha estado desde los inicios muy unida a Santa María la Mayor. El emperador Carlos V, al que siguieron su nieto Felipe III y su bisnieto Felipe IV, contribuyeron con numerosas donaciones a acrecentar el esplendor de la Basílica, convirtiéndose así en benefactores de Santa María la Mayor.

En 1953, tras la firma del Concordato entre la Santa Sede y España, se acordó que todos los reyes españoles fueran protocanónigos honorarios del Cabildo Liberiano de la basílica de Santa María la Mayor. En 1977 su Majestad el rey Juan Carlos I aceptó su nombramiento como protocanónigo honorario.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.