opa millonaria

Atlantia cede y pide permiso al Gobierno para comprar Abertis

Fomento y Energía determinaron que se requería autorización previa para eludir el veto público a la operación

Peaje de la autopista AP-7.

Peaje de la autopista AP-7. / JOAN PUIG

1
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El Gobierno tendrá menos excusas para vetar la oferta de compra (opa) de la italiana Atlantia sobre Abertis. La compañía controlada por la familia Benetton ha aprovechado la jornada electoral en Catalunya para remitir a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) una comunicación en la que informa de que pide permiso al Ejecutivo para llevar a cabo la operación, a lo que inicialmente era reticente.

Los ministerios de Fomento y de Energíaministerios de Fomento y de Energía concluyeron hace unos días que Atlantia debe contar con el aval del Gobierno español para comprar Abertis, ya que gestiona autopistas de peaje de titularidad pública y es accionista de referencia de Hispasat, que opera en un sector estratégico.

Defecto

Fomento y Energía formularon sendos requerimientos a la CNMV para que "subsane el defecto provocado" por la decisión de Atlantia de no solicitar autorización al Gobierno para lanzar la opa sobre Abertis, informaron ambos departamentos.

Noticias relacionadas

La opa de Atlantia, estimada en 16.341 millones de euros, está ya aprobada por la CNMV, pero está a la espera de que el supervisor apruebe la contraopa lanzada por ACS, que sí pidió autorización, por 18.600 millones.

La italiana ha optado por pedir la autorización"ante la evidente importancia" que los ministerios otorgan a la petición de estas solicitudes. A su vez reitera su "plena confianza en el buen funcionamiento de las instituciones españolas y en su evaluación neutral, eficiente y objetiva" de las peticiones. En todo caso mantiene su punto de vista de que este trámite no era necesario y se reserva la "reserva de sus derechos para la debida protección de sus intereses legítimos".