Ir a contenido

sector financiero

Bankia ve posible su privatización sin retrasar el plazo tope de dos años

La entidad y el Santander estiman que el saldo de crédito volverá crecer en los próximos dos años

P. Allendesalazar

José Sevilla, consejero delegado de Bankia.

José Sevilla, consejero delegado de Bankia. / EFE / DIEGO PÉREZ CABEZA

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha considerado este miércoles que el plazo de dos años, hasta el cierre del 2019, que el Estado tiene para privatizar la entidad es "suficiente". El Gobierno puede retrasar esta fecha tope, pero los gestores de la entidad están a favor de que el Estado salga cuanto antes de su capital y de que la entidad siga en solitario, sin ser absorbida por otro gran banco (últimamente se ha rumoreado que podría interesar al BBVA o al Sabadell).

"En estos dos años hay tiempo para vender más paquetes", ha asegurado en referencia al recién vendido 7%. En una entrevista con EL PERIÓDICO, su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró el fin de semana pasado que en febrero podría haber una oportunidad de venta, una vez presentado el nuevo plan estratégico de la entidad.

En unas jornadas del IESE, su número dos ha sostenido también que "no tiene sentido" que las pymes españoles se financien a tipos más bajos que las alemanas, pero ha apuntado que puede deberse a que los créditos de las primeras son a tipo variable y los de las segundas, a tipos fijo.

Asimismo, ha pedido a las autoridades una "reflexión" sobre los obstáculos que dificultan las fusiones entre entidades de distintos países de la Unión Europea y ha apuntado que también existe "interés" en la banca española por seguir protagonizando integraciones dentro del país.

Más crédito

Además, ha asegurado que el saldo de crédito podría volver a crecer "a lo largo del 2018 o el 2019". En el mismo foro, su homólogo del Santander, José Antonio Álvarez, ha ido más lejos y, si bien no ha fijado plazos, ha estimado que el saldo de préstamos registrará en el futuro "crecimientos del 3% o 4%".

Por su parte, el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha apuntado que la entidad prevé lograr una rentabilidad sobre el patrimonio tangible (ROTE) del 10% el año que viene (en el plan estratégico se contempla que esté entre el 9% y el 11%). Asimismo, ha reiterado que hasta dentro de dos años, una vez comprobado si la compra del BPI portugués ha sido un "éxito", no se plantearán entrar en otros países, si bien no ha "descartado" que decida centrarse en la Península Ibérica.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.