Ir a contenido

una actividad al alza

La cosecha del 'ladrillo' de Inbisa

La Inmobiliaria de origen vasco promueve más de 500 viviendas en diferentes poblaciones de Barelona

Ahora comienza la entrega del primer proyecto de 105 pisos en Sant Cugat iniciado en el 2014

Max Jiménez Botías

Manuel Balcells, director general de Inbisa.

Manuel Balcells, director general de Inbisa.

Inbisa Inmobiliaria es una promotora que se aleja de los parámetros actuales de las empresas del sector, precisamente porque se han mantenido en él durante más de 20 años. Al contrario que las actuales inmobiliarias, participadas por fondos de inversión, creadas a partir de la compra de activos del sector bancario y suelo, Inbisa ha mantenido diversificada su actividad durante estos años. Tradicionalmente se ha dedicado a producir oficinaslogística industrial y residencial. También divide a tercios su presencia territorial: es una empresas fundada en el País Vasco y allí mantiene una parte de su actividad. El resto lo reparte entre Marid y Barcelona.

En Catalunya, la firma tiene presencia desde el año 2000. Comenzó con la actividad logística y posteriormente la de oficinas. De esa época (2010) data la torre a la que da nombre en la plaza Europa de L'Hospitalet de Llobregat. La inmobiliaria no se adentró en la actividad residencial hasta el 2014. Inició la compra de suelo y emprendió dos promociones de 105 pisos cada una en Santa Cugat. Desde entonces ha puesto en marcha proyectos por un total de 500 viviendas. "Ahora comenzamos a entregar las primeras promociones iniciadas hace tres años. Se trata de la primera fase de San Cugat", explica Manuel Balcells, director general de la promotora.

Proyectos en marcha

Comianza ahora el momento de scar rendimiento del trabajo iniciado hace tres años. La firma tiene una promoción en L'Hospitalet de 63 viviendas de protección oficial; otra en Ripollet, con 88 vivienda; una en la plaza Europa de 95 viviendas y una más en Barcelona, donde construye 14 pisos de lujo. Es el único proyecto que lleva a cabo en la capital catalana: "No encontramos materia prima --suelo en condiciones-- para construir más en Barcelona", se lamenta Balcells. Los nuevos solares que está incorporando la firma están situados en otras poblaciones. "Los precios son altos. Tienes que enfocar el producto a un público que puede pagar --extranjeros, sobre todo-- lo que se pide. Así que nos sentimos más cómodos en otras poblaciones del área de Barcelona. Estamos mirando en Mataró, Sitges, Sabadell … Hay más suelo y las licencias son más fáciles de obtener", afirma.

Entre las tres comunidades en las que trabaja, Inbisa tiene 1.600 viviendas en marchas. Con los planes de entrega previstos, la sociedad espera registrar ingresos de 150 millones de euros en el 2017. En los próximos dos años, los ingresos se incrementarán hasta los 350 millones de euros. No obstante, espera incorporar nueva producción en la medida en la que pueda adquirir suelo para poder agregar una facturación adicional de 100 millones de euros más. 

0 Comentarios
cargando