Ir a contenido

efectos del pulso secesionista

El consejo de Freixenet decide este martes si traslada la sede social

El presidente del grupo, Josep Lluís Bonet, propondrá el cambio para dar a la compañía mayor seguridad jurídica

Josep Lluís Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet.

Josep Lluís Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet.

El grupo vitivinícola Freixenet tiene previsto celebrar este martes, día 31, un consejo de administración en el que deberá decidir si traslada la sede social fuera de Catalunya debido a la incertidumbre generada por la situación política y la aprobación de la declaración unilateral de independencia.

El presidente del grupo, Josep Lluís Bonet, propondrá este cambio al consejo -el máximo órgano de gobierno del principal productor de cava de España- para dar a la compañía mayor seguridad jurídica, después de que el Parlamento catalán haya declarado la independencia y que, en respuesta, el Gobierno haya aplicado el artículo 155 y convocado elecciones autonómicas para el próximo 21 de diciembre.

Bonet, que siempre se ha mostrado contrario al independentismo, considera una "catástrofe" la situación en Catalunya y ve muy probable que el consejo de Freixenet acabe dando vía libre al cambio de sede, que actualmente está en Sant Sadurní d'Anoia , donde el grupo tiene sus cavas. 

El número de empresas que han trasladado su sede social fuera de Catalunya asciendía hasta el pasado viernes a 1.821 desde el día posterior al referéndum del 1 de octubre, aunque el también presidente de la Cámara de Comercio España augura que esta cifra seguirá subiendo. 

Boicot

Bonet asegura que Freixenet, que ha sufrido boicot en años anteriores a causa del independentismo, vive por ahora, a las puertas de la campaña de Navidad, "en una situación de cierta normalidad", ya que la facturación exterior está compensando la ligera caída de las ventas registrada en el mercado interior.

El pasado 16 de octubre, Codorníu, el otro gran productor de cava catalán, decidió trasladar su sede social de Sant Sadurní a Haro (La Rioja) ante la "situación de incertidumbre política y jurídica en la que se encuentra sumida Catalunya y con el objetivo de garantizar los intereses de sus trabajadores y clientes". 

0 Comentarios
cargando