06 ago 2020

Ir a contenido

tensión soberanista

Moody's ve positivo el traslado de bancos pero ve poco probable la independencia

La agencia de evaluación de riesgos considera que el cambio de sedes asegura el marco jurídico de España y la UE

Sede de CaixaBank en Barcelona.

Sede de CaixaBank en Barcelona.

La agencia de medición de riesgos Moody's ve positiva la decisión de CaixaBank y de Banc Sabadell de trasladar sus sedes sociales fuera de Catalunya por la situación política, aunque considera que la probabilidad de que esta comunidad se independice es "baja". Moody's ha hecho público un informe en el que asegura que el cambio de las sedes sociales son positivos para el crédito de ambos bancos porque garantizan que los clientes y los acreedores "permanecerán bajo el marco jurídico de España y la Unión Europea si Catalunya si independiza".

"La mayor seguridad jurídica debería contribuir a restablecer la confianza de los inversores y los depositantes", remarca Moody's. La agencia, no obstante, cree que hay pocas posibilidades de que Catalunya logre la independencia. "Nuestra expectativa es que Catalunya siga siendo parte de España y no se convierta en un Estado soberano independiente", subraya.

La firma de calificación crediticia añade que incluso si el ejecutivo catalán declara unilateralmente la independencia el obstáculo principal a tal resultado es "la firme y sostenida oposición del Gobierno y la gama de herramientas legales y constitucionales disponibles".

Banc Sabadell decidió el pasado jueves llevar su sede social de Barcelona a Alicante, mientras que CaixaBank siguió el viernes sus pasos y optó por trasladarla a Valencia ante la posibilidad de que el Parlament de Catalunya apruebe este martes una declaración de independencia unilateral.

La reubicación fuera de Catalunya, señala Moody's, garantiza que CaixaBank y Banc Sabadell seguirán siendo bancos de la zona del euro, que los depositantes de los bancos seguirán bajo el régimen español de garantía de depósitos y que ambas entidades mantendrán su acceso a las facilidades de financiación del Banco Central Europeo.

Ambas entidades, además, "disponen de sólidos amortiguadores de liquidez": el 17% del total de activos consolidados a fecha de 30 de junio de 2017 para CaixaBank y un 13 % para Banc Sabadell. Asimismo, los reembolsos de deuda para el resto del año son insignificantes para ambos bancos, agrega la agencia. Moody's ve "probable" que las tensiones en Catalunya continúen y puedan conducir a la volatilidad en la financiación y la actividad empresarial, pero no ve ningún efecto material inmediato para otros bancos españoles. "Sin embargo, los bancos españoles podrían verse afectados negativamente si las actuales tendencias positivas de riesgo-activo se descarrilan o se deterioran los actuales perfiles de financiación de los bancos", advierte la entidad.