Ir a contenido

Repsol aumenta el 65% los beneficios

La compañía atribuye los resultados a sus planes de eficiencia y flexibilidad

Agustí Sala

El presidente de Repsol, Antoni Brufau (derecha), y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, en la junta de accionistas.

El presidente de Repsol, Antoni Brufau (derecha), y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, en la junta de accionistas. / EFE / CHEMA MOYA

El beneficio neto de Repsol alcanzó los 1.056 millones de euros hasta junio, lo que supuso un incremento del 65% con respecto al primer semestre del año pasado. La petrolera presididsa por Antoni Brufau atribuye esta evolución al cumplimiento de sus planes para incrementar la eficiencia flexibilidad en el actual entorno de precios del crudo.

En la primera mitad del ejercicio, los precios medios de las materias primas de referencia internacional se mantuvieron en un rango bajo. A pesar de ello, el modelo de negocio integrado de la compañía permitió adaptarse a la situación, con un beneficio neto ajustado de 1.126 millones de euros, un 23% por encima del alcanzado entre enero y junio del año anterior.

El área de exploración y producción, con un resultado de 339 millones euros, más de cinco veces por encima de un año atrás, se vio favorecida por las mejoras en la eficiencia, el reinicio de la actividad en Libia y el aumento de los precios internacionales de referencia.

En el semestre, la compañía anunció el mayor hallazgo de hidrocarburos registrado durante los últimos 30 años en suelo de EEUU, realizado en Alaska.

Primera del ramo en emitir un 'bono verde' 

El negocio de 'downstream', con 929 millones de euros, obtuvo un resultado similar al de un año atrás. Destacaron en este ámbito las áreas de refino y de química y 'trading' y 'gas & power', márketing y refino en Perú, en esta última gracias a la puesta en marcha, en el último trimestre del 2016, de la nueva unidad de diésel de bajo azufre en La Pampilla.

Gracias a esta evolución de los negocios, el resultado de explotación de la firma cuyo consejero delegado es Josu Jon Imaz, aumentó el 29%, hasta los 3.108 millones de euros. La deuda financiera neta se redujo en los últimos 12 meses en un 36%, hasta los 7.477 millones de euros.

Durante el periodo, Repsol emitió un 'bono verde' certificado que le ha convertido en la primera empresa de su sector del mundo en utilizar este tipo de activo. Este instrumento servirá para financiar más de 300 iniciativas encaminadas a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de dióxido de carbono.