ALIMENTACIÓN

El cava bate récord de ventas

La facturación del sector del cava aumentó el 2,3% en el 2016, hasta los 1.079 millones de euros, tras vender 245,1 millones de botellas

El sector del cava, con Pere Bonet en el centro, brinda en la presentación de resultados de la DO Cava.

El sector del cava, con Pere Bonet en el centro, brinda en la presentación de resultados de la DO Cava. / ACN / ÀLEX RECOLONS

2
Se lee en minutos
ESTHER CELMA / VILAFRANCA DEL PENEDÈS

La Denominación de Origen (DO) Cava ha resistido la crisis y de los 200 países del mundo, 140 brindan con cava. La DO comercializó el año pasado 245,1 millones de botellas, lo que representa un aumento del 0,42% respecto del 2015 y marca un nuevo récord de la serie, ha explicado este martes el presidente del consejo regulador de la DO Cava, Pere Bonet.

El total de botellas vendidas implicó una subida de la facturación hasta 1.079 millones de euros, el 2,3% más que el año pasado. El aumento de precios sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes del sector, ha señalado el director del Incavi, Salvador Puig.

El precio medio de la botella es de 4,56 euros y a pesar de lo "excelente del producto", este factor puede decantar las ventas en mercados sensibles a esta variable como Alemania, país en que las ventas retrocedieron el año pasado un destacado 14,1% por un incremento de precios de Freixenet, el principal exportador al país germano, ha constatado Bonet.

De las 235 empresas amparadas por la DO Cava, el 62% son exportadoras y sus ventas suben un 1,10% respecto al 2015, lo que supone las dos terceras partes del total de las ventas. La Unió Europea, a su vez, representa las dos terceras partes de las ventas al exterior, lideradas por el mercado belga, que por primera vez encabeza el ránking también en el cava premium.

En este segmento de mercado, el de mayor valor añadido, las ventas registran un incremento del 0,66% (29,5 millones de botellas), lo que supone un meritorio 12% del total, con valor añadido realzado por los fuertes aumentos registrados en Dinamarca (40,5%), Alemania (31%), Suecia (33,5%), Bélgica (15,4%) y Japón (12%). El reto, según Puig, es que este segmento suponga el 20% del total de las ventas, ya que es “vital” para la DO Cava.

Respecto al mercado interior, las ventas han caído un un 0,80% con 86,1 millones de botellas vendidas de la DO Cava, mucho menos de la caída prevista del 3%, ha expuesto Bonet.

También hay que tener en cuenta los buenos comportamientos de los nichos del cava rosado y del ecológico, que penetran muy bien entre el mercado joven y que suponen ya 21,5 millones de botellas vendidas.

Noticias relacionadas

Respecto a la repercusión que tienen en el resultado global de la DO Cava algunos de los nuevos productores, como los de Extremadura, Bonet ha señalado:  "La real es nula, pero de ruido, mucho". De hecho, han contabilizado un crecimiento del 0,09% en hectáreas destinadas a la producción de cava.

Al sector le preocupa mucho más la repercusión de las marcas blancas, que ya suponen un 35% de las ventas; los efectos del cambio climático, que ya se han hecho notar en esta campaña; o el nuevo marco normativo europeo, han coincidido Puig y Bonet.