Ir a contenido

EL PERFIL

¿Qué es Rakuten? Las claves del éxito del Amazon japonés

Rakuten, fundada por Hiroshi Mikitani, es un gigante del comercio electrónico que ya posee un club de béisbol

Josep M. Berengueras

Hiroshi Mikitani, fundador de Rakuten, en la gala Forbes en Japón en el 2016

Hiroshi Mikitani, fundador de Rakuten, en la gala Forbes en Japón en el 2016

Rakuten será el nuevo patrocinador del FC Barcelonasegún ha anunciado este miércoles el club azulgrana. Rakuten es un gigante del comercio electrónico mundial, conocido habitualmente como el 'Amazon japonés'. 

La palabra japonesa rakuten significa optimismo. Y optimismo es precisamente lo que desprende Hiroshi 'Mickey' Mikitani, un emprendedor japonés de 51 años que forjó, de la nada, un imperio de los negocios on line. Rakuten es, de hecho, conocido habitualmente como el 'Amazon japonés', y sus empresas abarcan desde el comercio electrónico a los viajes y la banca on line.

Mikitani, natural de la ciudad de Kobe, decidió truncar su carrera en la banca privada cuando el gran terremoto de 1995 en Kobe no solo se llevó por delante gran parte de la ciudad, sino también a dos miembros de su familia (sus tíos). "En esos días me di cuenta cómo de débil es nuestra existencia. Solo tenemos una vida, y debe ser vivida al máximo. No algún día, sino ahora", escribió en un artículo para Harvard. Decidió hacer algo diferente, crear su propia empresa, con el objetivo de revitalizar la decreciente economía japonesa ayudando a las pequeñas empresas a aumentar su negocio. Optimismo era lo que se necesitaba: rakuten, la palabra clave.

Corría 1997, y así nació MDM, que dos años más tarde cambió su nombre a Rakuten. Y aunque se la compara con Amazon, en realidad es un negocio diferente: no es un gran comercio, sino una tienda de tiendas, donde decenas de miles de pequeños, medianos y grandes negocios venden sus artículos. Ha sido durante años la web de comercio  electrónico más popular de Japón, aunque Amazon la ha superado recientemente. Pero la clave de Rakuten es que ha sabido diversificar su negocio a otros campos y expandirse internacionalmente. De hecho, uno de los países en los que abrió fue en España en el 2013. Sin embargo, y pese incluso a una campaña en televisión con el chef Alberto Chicote como imagen ("Rakuten es dabuten"), la firma acabó cerrando en verano su negocio en España en una reestructuración europea.

EXPANSIÓN GLOBAL

En Japón, sin embargo, Rakuten sigue viento en popa. Rakuten Mall, su negocio más conocido, tiene casi 80 millones de usuarios en todo el mundo. La compañía da trabajo a casi 13.000 personas, y en el 2015 facturó 6.100 millones de euros, con un beneficio de 379 millones. El plan de Rakuten es global: llevar sus servicios a todo el mundo, dar la oportunidad a que las pymes puedan vender en cualquier país. Pero además del comercio electrónico, la firma de Mikitani apuesta por las fintech, el márketing, los juegos y las apps.

Mikitani es toda una personalidad en Japón. Es el quinto más rico del país, con una fortuna de 6.200 millones de euros, siendo así el 29º más rico del mundo. Ha ido diversificando sus negocios: invirtió 300 millones en Lyft, la competencia de Uber y 100 millones de dólares en Pinterest, entre otras operaciones como la compra de la app de mensajería Viber. Mikitani es considerado un gurú del sector y Rakuten una empresa muy innovadora: el acuerdo prevé que Rakuten se convierta en socio global de innovación del club, con acciones con drones, inteligencia artificial y comercio electrónico, entre otras iniciativas. 

Mikitani es aficionado a los deportes. De hecho, la firma ya tiene experiencia en el sector: es propietaria del club de béisbol Tohoku Golden Rakuten Eagles, con base en Sendai (norte de Tokio), que en el 2013 ganó el campeonato de liga. También posee el club de fútbol Vissel Kobe, fundado en 1995 y que adquirió en el 2014. Además, patrocina el Open de tenis de Tokio de la ATP.

Mikitani ha viajado en varias ocasiones a Barcelona. Fue gracias a una gira del Barça en Asia que entró en contacto con el club, y poco después, en el 2012, Rakuten compró el videoclub on line fundado en Barcelona Wuaki.tvGerard Piqué, con empresa en el mundo de los videojuegos (Kerad Games), viajó a Tokio en junio del 2015 y visitó las oficinas de la firma. Él mismo lo contó entonces en Twitter.

Lo que no dijo fue que el acuerdo entre el Barça y Rakuten comenzó a gestarse, precisamente, en una cena posterior, en julio de ese mismo año, que organizó Piqué en San Francisco entre la directiva y Mikitani.

Desde el 2011, Mikitani ha asistido, de forma discreta, a varios partidos del Barça en el Camp Nou. Ahora le será más difícil pasar desapercibido. 

0 Comentarios
cargando