Ir a contenido

SECTOR FARMACÉUTICO

Almirall anuncia un nuevo recorte con 121 despidos

UGT y CCOO rechazan el ajuste porque se produce después de varias reestructuraciones en los últimos años

ANTONI FUENTES / BARCELONA

Instalaciones en San Feliu de Llobregat de la farmacéutica catalana Almirall.

Instalaciones en San Feliu de Llobregat de la farmacéutica catalana Almirall. / FERRÁN NADEU

La compañía farmacéutica Almirall vuelve a poner en marcha un nuevo plan de reducción de plantilla. Después de haberse desprendido de casi 1.000 empleados en los últimos años, el laboratorio de la familia Gallardo ha anunciado otros 121 despidos, alrededor de un 10% de los 1.200 empleados que tiene en España. El objetivo es llevar a cabo una "reasignación de recursos" dentro de la nueva estrategia global de la compañía centrada en el área dermatológica. 

La firma ha recordado que Almirall ha llevado a cabo varias compras y acuerdos enfocados a desarrollar su apuesta por la dermatología que ofrecen "un potencial de crecimiento" para el que es necesario "proporcionar el apoyo a los nuevos motores de crecimiento de la compañía". Entre los proyectos prioritarios a los que el laboratorio quiere dedicar más recursos se encuentra el desarrollo clínico de tres productos y de una nueva molécula, el lanzamiento de dos medicamentos para la psoriasis en Europa y el crecimiento en el área de estética.

El recorte de 121 puestos de trabajo en España irá acompañado por un plan social para suavizar su impacto y de medidas de austeridad para "implementar un presupuesto de base cero" en todas sus operaciones para "liberar recursos". Los principales afectados serán los empleados de sus sedes pero no el personal del área comercial, según los sindicatos.

OTROS RECORTES

Los sindicatos han mostrado su rechazo al recorte de plantilla y han recordado las reestructuraciones llevadas a cabo en los últimos años. En abril del 2015, Almirall comunicó el despido de 68 empleados de I+D debido también a la orientación en dermatología. En febrero del 2014, la firma acordó una reducción de plantilla de 180 empleados en España. Además, Almirall traspasó a AstraZeneca 719 trabajadores adscritos al área respiratoria, que fue vendida a la multinacional británica.  

UGT ha reclamado a la dirección de la compañía que se replantee los despidos, mientras que CCOO ha instado a la firma a justificar las causas "productivas y organizativas" en las que se basa la reestructuración. El beneficio de Almirall creció un 36,9% en el primer semestre al llegar a 80,5 millones. 

0 Comentarios
cargando