PRESUPUESTOS

El Gobierno comunica a Bruselas que las pensiones subirán el 0,25% el 2017

El plan presupuestario remitido a la Comisión confirma que será necesario un ajuste de 5.500 millones de euros

El Ejecutivo confía en la rebaja de intereses y de gasto en desempleo para cuadrar mejor las cuentas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. / EFE/ J.J. GUILLÉN

Se lee en minutos
SALVADOR SABRIÀ / BARCELONA

El Gobierno en funciones prevé incrementar las pensiones un 0,25% en el 2017, según se deduce del plan presupuestario para el 2017 que aprobó el pasado viernes y este sábado remitió a la Comisión Europea, en el que detallan algunos de los puntos de este proyecto del Ejecutivo. Los sindicatos, con el apoyo de la mayoría del Congreso (178 diputados) habían presentado esta semana una proposición de ley para que las jubilaciones subieran el 1,2%, si hiciese falta a cargo de los Presupuestos del Estado y no solo los de la Seguridad Social. 

El plan presupuestario calcula que el gasto en pensiones que crecerá en torno al 3%, menos de lo que estaba creciendo hasta ahora por el aumento de jubilados y de sus prestaciones, "gracias a la contención de gasto a partir de las reformas emprendidas desde 2011, incluyendo el aumento de la edad efectiva de jubilación y el índice de revalorización de pensiones, que aseguran su sostenibilidad en el futuro, junto con el factor de sostenibilidad". Traducido, esto quiere decir que las pensiones "se actualizarán el próximo año de acuerdo con su normativa reguladora", es decir, el 0,25%. En el capítulo de gastos sociales se prevé también una reducción del gasto en desempleo por el aumento del empleo, por un lado, y la reducción de la tasa de paro por otro. Esta se prevé que quedará en el 17,8% al final del 2017. Y la reducción de las prestaciones por desempleo se cifra de los 18.800 millones previstos para el 2016 a 16.000 millones el próximo año. 

MENOS GASTO SALARIAL

El documento no concreta cual será el aumento salarial del personal de la función pública. Aunque señala que en su conjunto, dado que ya no habrá que devolver parte de la paga extra del 2012 como ha sucedido este año y en el 2015, "se estima que la remuneración de asalariados, en términos relativos al PIB, disminuirá del 11% en 2016 al 10,6% en 2017".

Noticias relacionadas

Respecto al déficit, el plan prevé que se situará en el 3,6%, medio punto por encima del objetivo marcado por Bruselas, por lo que será necesario adoptar medidas para lograr este ajuste que se acercará a los 5.500 millones de euros. En todo caso, el Gobierno traspasa esta responsabilidad al próximo Ejecutivo, y resalta que no tiene capacidad para adoptar cambios de políticas públicas estando en funciones.

El Ejecutivo confía en que la rebaja de los intereses de la deuda y también del pago de prestaciones públicas le permita reducir el gasto global y compensar la reducción de ingresos que todavía seguirá provocando la rebaja fiscal y de cotizaciones a la Seguridad Social.