Ir a contenido

EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA

Las posibles sanciones de la UE por incumplir el déficit: ahora va en serio

El Gobierno ha entendido que la amenza de una multa de hasta el 0,2% del PIB por el incumplimiento del déficit es real

Las nuevas reglas de disciplina europeas acechan a España

Rosa Maria Sánchez

El ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro.

El ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro. / MIGUEL LORENZO

España cerró el 2015 con un déficit del 5%, muy lejos del 4,2% comprometido con la Unión Europea. No es la primera vez que España incumple el objetivo de déficit. Sin embargo, esta vez es diferente. La amenaza de una sanción europea (que puede llegar hasta el 0,2% del PIB) es real y así lo ha entendido el Gobierno en funciones, que ha reaccionado con un paquete de medidas de disciplina autonómica.

La pregunta es, ¿por qué en esta ocasión es diferente?

1. DESVIACIÓN SIGNIFICATIVA

La desviación del déficit sobre el objetivo marcado ha sido muy amplia. De un punto, en un primer momento (5,2% del PIB, frente a un objetivo del 4,2%), si bien luego se ha corregido el dato del déficit hasta el 5%. La desviación de 0,8 puntos equivale a más de 8.500 millones de euros.

2. EN LA RECTA FINAL

La fuerte desviación se ha producido en el último año de la meta.

EL CALENDARIO EUROPEO

  • 30 de Abril  Es la fecha tope para presentar en Bruselas el Programa de Estabilidad 2016-2019. La Comisión Europea ha exigido al Gobierno que que incorpore en él las medidas con las que piensa corregir la "desviación excesiva" del déficit del 2015. El documento incluirá las medidas de disciplina autonómica ya adoptadas, que obligan a las comunidades a hacer recortes. Además ya se ha empezado a embargar ingresos a las autonomías que más se demoran en el pago a sus proveedores (Extremadura y Aragón).
  • Mediados de Mayo  A mediados del mes próximo la Comisión Europea emitirá un informe en el que se evaluará si las medidas incorporadas por el Gobierno en el Programa de Estabilidad son suficientes o no para corregir la desviación del déficit. Con estos datos y con las nuevas previsiones macroeconómicas de primavera de la CE, el Eurogrupo decidirá si es preciso dar nuevos pasos en el Procedimiento de Déficit Excesivo contra España. Portugal se encuentra en una situación similar.
  • 28 y 29 de Junio La última palabra siempre la tiene el Consejo Europeo. En la reunión prevista para los días 28 y 29 de junio en Bruselas (dos días después de unas hipotéticas elecciones generales en España) los líderes europeos deberán validar o no el dictamen de mayo de la Comisión Europea, que puede incluir recomendaciones para la adopción adicional de medidas o incluso una propuesta de sanción, que hasta ahora nunca se ha producido

Estaba previsto que España cumpliera con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) en el 2016, situando el déficit público por debajo del 3%. Tras la desviación del 2015 se da por imposible cumplir la meta. En otras ocasiones, las desviaciones se habían producido en la senda intermedia y se podía entender que podría compensarse con otro posterior.

3. CON EL VIENTO A FAVOR

En esta ocasión no hay un argumento que justifique la desviación. No solo no hay recesión, sino que la economía española crece por encima de la media europea. El desvío podría atribuirse a la sucesión de elecciones en el 2015, pero el electoralismo os es un argumento de defensa proscrito en Bruselas.

4. HACIENDO ENEMIGOS

El enfrentamiento que protagonizó en otoño el Gobierno español con el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici también hace diferente la situación actual. El Gobierno español acusó al socialista francés de cuestionar el cumplimiento del déficit en el 2015 para ayudar al PSOE en la campaña electoral. Los resultados finales (déficit del 5%) han sido peores de lo que entonces pronosticaba Moscovici (4,6%).

5. NEGACIÓN

 El Gobierno español ha negado la intensa desviación hasta el último momento a pesar de las innumerables advertencias. La Autoridad Fiscal Independiente, AIReF, lanzó sus primeros avisos a finales del 2014 y los fue intensificando en ocasiones posteriores. El presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, ha lamentado que ahora Europa sea quien nos impone el ajuste y “nos marque el paso”.

6. SANCIÓN TEMPRANA

La última reforma de las reglas fiscales del 2013 (conocido como Two pack) fortaleció el carácter preventivo de la supervisión fiscal. Allí se otorgó a la Comisión Europea capacidad de emitir opinión sobre los presupuestos nacionales antes de ser aprobados definitivamente por el Parlamento. La CE puede recomendar al país que se envíe un presupuesto modificado -como se hizo a España- y si no aprecia elementos de corrección puede emitir lo que se conoce como “recomendación autónoma” exigiendo medidas adicionales. Esto es lo que ha sucedido respecto a España el pasado mes de marzo (en marzo del 2014 se emitieron recomendaciones autónomas a Francia Eslovenia). Si no se cumplen las medidas requeridas se pueden activar las sanciones.

7. NUEVO SISTEMA DE VOTACIÓN

Hasta ahora la CE no ha impuesto sanciones a ningún Estado miembro pese a los reiterados incumplimientos de todos ellos (incluidos Francia y Alemania). Nunca se lograba una mayoría suficiente para sacar adelante la propuesta de sanción de la CE. Desde el 2011 las reglas han cambiado. La propuesta de la CE se considera aceptada a no ser que haya una mayoría cualificada en contra (es lo que se conoce como mayoría cualificada inversa).

8. HASTA EL 0,2% DEL PIB

Las sanciones se han de imponer de forma gradual, empezando por la obligación de abonar a la Comisión un depósito con intereses del 0,2 % del PIB en la fase preventiva, en la que se encuentra España ahora. En la fase correctora, la primera sanción incluye un depósito sin intereses del 0,2 % del PIB, que se puede convertir en multa de hasta el 0,5 % del PIB si no se siguen las recomendaciones para corregir el déficit excesivo.

0 Comentarios
cargando