15 jul 2020

Ir a contenido

NUEVAS IDEAS DE NEGOCIO

Sondeo en la retina contra la ceguera

Retinalyze comercializa un software que detecta en medio minuto lesiones de retina de manera precoz

CARME ESCALES / BARCELONA

De izquierda a derecha, Núria Palau, gerente de Retinalyze en Barcelona, con los directivos daneses, Rene Asserfelt y Connie Corsixem.

De izquierda a derecha, Núria Palau, gerente de Retinalyze en Barcelona, con los directivos daneses, Rene Asserfelt y Connie Corsixem. / RICARD CUGAT

La multinacional danesa Novo Nordisk, una de las principales fabricantes mundiales de insulina, se planteó un día el reto de investigar cómo prevenir la amenazante ceguera de las personas diabéticas (serán 5 millones en el 2035 y el 30% de ellas tendrá retinopatía). Para ello, empezó a desarrollar un software en el que un algoritmo vectorial, a partir de una fotografía del fondo ocular (realizada con un retinógrafo), detecta, en estados prematuros, indicios de pequeñas lesiones, como microaneurismos (dilatación de vasos sanguíneos) que podrían en un futuro causar la pérdida de visión, por retinopatía diabética o a causa de la degeneración macular asociada a la edad. El automatismo, patentado en el 2002, discrimina en la imagen el nervio óptico, la mácula y las venas, y analiza el resto. En 30 segundos se sabe si hay o no indicios de lesión. En el 2008, la crisis obligó a detener la investigación y su implementación, hasta que Jens Thygesen, uno de los oftalmólogos que participó en la creación del software lo compró y lo empezó a utilizar en su hospital de Copenhague.

Con su socio, Robert Birch, Thygesen crearon RetinaLyze, que comercializa el software en ópticas y hospitales en Europa, América, Asia y África. En el 2014, el método analítico se exportó a la nube y se hizo accesible a través de internet. “La primera cadena de ópticas en adquirirlo fue la danesa Profil Optik. Compró 130 retinógrafos (cuestan sobre los 13.000 euros, pero muchas ópticas ya los tienen) y desde que realiza en sus ópticas la prueba de Retinalyze, ha aumentado el 30% su clientela. “Es un eficaz servicio de salud visual, que permite detectar retinopatía diabética y degeneración macular asociada a la edad (DMAE) a gente a pie de calle con el reconocimiento de la administración de salud pública europea, como instrumento médico-, pero también es una útil herramienta de márketing. La prueba se puede regalar a los clientes de las ópticas o cobrarles un precio simbólico”, resume René Asserfelt, director internacional de márketing y distribuidor de Retinalyze en España.

MERCADO ESPAÑOL

"Retinalyze está ya en ópticas de + Visión, y Óptica 2000, y lo están testando otras grandes cadenas, además de algún hospital en Bilbao", avanza la gerente de desarrollo en España, Núria Palau.

"La prueba con Retinalyze ayuda en el cribaje de pacientes con o sin diabetes. El diagnóstico lo debe hacer, a posteriori, un oftalmólogo, pero esta prueba contribuye a reducir las listas de espera en centros médicos, y canaliza hacia ellos solo a pacientes con indicios de problemas", puntualiza Palau. "Se calcula que el sistema puede ahorrarle a la sanidad pública un 75% del presupuesto destinado a ese cribaje, pues lo pueden realizar enfermeras o personal entrenado para ello, y no necesariamente médicos", añade. 

Desde su aparición en el mercado, en abril del 2015, Retinalyze ha cuatriplicado su beneficio y este año espera facturar cinco millones de euros. En China, 7.000 hospitales públicos utilizan ya su método.

Temas Empresas