'DIESELGATE'

El jefe de Volkswagen que dimitió por el escándalo mantiene su sueldo multimillonario

Martin Winterkorn cobrará más de 16 millones de euros hasta finales del 2016, siendo el ejecutivo mejor pagado de la bolsa alemana

Martin Winterkorn.

Martin Winterkorn. / MARIJAN MURAT (EFE)

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Volkswagen no gana por disgustos. Mientras el gigante de la automoción alemán sigue bajo la lupa de las autoridades por la manipulación de hasta 11 millones de sus vehículos otra polémica ha golpeado su reputación. Martin Winterkorn, el expresidente del grupo de Wolfsburgo que dimitió el pasado septiembre tras conocerse el escándalo, sigue cobrando un sueldo multimillonario. El contrato de este dirigente de 68 años, que vence en el 2016, contempla que más de 10 millones de su sueldo total de 16 millones de euros provienen de bonificaciones, lo que le convierte en el ejecutivo mejor pagado del DAX 20, la bolsa de Fráncfort. A eso se le suma la pensión de 28,6 millones de euros que Winterkorn ha acumulado durante sus ocho años como presidente del consejo de administración del consorcio automovilístico.

Las astronómicas cifras que cobra Winterkorn ponen aún más en jaque la reputación de Volkswagen, ya que fue apartado de su cargo para limpiar la imagen de la compañía. Como máximo responsable de la compañía, el ejecutivo nacido en la localidad de Leonberg dimitió el pasado 23 de septiembre una semana después de las primeras acusaciones de la Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (EPA). Ese mismo día el grupo automovilístico reconoció haber manipulado 11 millones de sus vehículos en todo el mundo para que no se descubriese que emitían más gases contaminantes de los permitidos por la legislación medioambiental. Winterkorn dejó claro que daba un pasó atrás “en los intereses de la empresa, aunque no estoy al tanto de ningún delito”. A pesar de que con su substitución por Matthias Müller quisieron dar una nueva cara a Volkswagen, el descubrimiento de su sueldo daña ahora de nuevo al grupo.

La falta de transparencia de Volkswagen tampoco ha contribuido en mejorar su manchada reputación por un escándalo, el Dieselgate, del que cada día se conocen nuevos detalles que hacen más grande en la herida. En este caso se ha seguido la misma pauta, ya que el mayor fabricante de vehículos de Europa ha optado por no hacer comentarios sobre la decisión de mantener a Winterkorn en nómina hasta el final de su contrato en lugar de rescindirlo. 

Noticias relacionadas

La noticia es el colofón de una semana que empezó con el anuncio de la Oficina Antifraude de la Unión Europea (OLAF) de que iniciará una investigacióncontra el grupo de Wolfsburg para estudiar si tras el escándalo de la manipulación de emisiones contaminantes de sus vehículos hay también posibles delitos fiscales. 

Además, el Parlamento Europeo aprobó el jueves la creación de una comisión de investigación para indagar en las responsabilidades de la compañía en el caso, a instancias de los verdes europeos.La comisión contará con la participación de 45 parlamentarios que interrogarán a los responsables de Volkswagen para esclarecer si se produjeron “infracciones” en el derecho de la UE así como una “mala administración en la aplicación” de la normativa. 

Temas

Volkswagen