SOM Biotech camina hacia el mercado

La biotecnológica catalana cierra con éxito con Vall d'Hebron el ensayo clínico para una variante de enfermedad rara

1
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / BARCELONA

Som Biotech camina directa hacia el mercado. La biotecnológica catalana fundada en el 2009 ha cerrado con éxito junto con Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR) el ensayo clínico del compuesto SOM0226 para el tratamiento oral de una variante de una enfermedad rara, la amiloidosis por transtiretina (ATTR). Se trata de una dolencia que afecta al sistema nervioso periférico y el corazón que conducen a la muerte del paciente en el periodo de entre cinco y 15 años.

El ensayo en Fase IIa se ha realizado en 17 humanos que padecen una vairnete de la enfermedad y el fármaco ha demostrado "una eficacia excelente", según la compañía. Som Biotech y VHIR firmaron un convenio previo en el que se comprometieron a compartir los riesgos y retornos del proyecto.

Llegar hasta esta fase clínica que pemite probar la eficacia seguridad en humanos ha supuesto una inversión de unos dos millones de euros durante tres años. Para ello la empresa han contado con el apoyo de capital privado, pero también de público, a través de la agencia Acció, de la Generalitat, la Oficina de Patentes y Marcas y los ministerios de SanidadEconomía Industria.

MENOS TIEMPO Y MENOS COSTES

Raúl Insa, fundador y director general de Som Biotech, destaca la importancia de lograr los objetivos con la investigación de un medicamento ya existente, lo cual ahorra tiempo y costes de desarrollo. La especialidad de esta compañía ubicada en el Parc Científic de Barcelona (PCB) es hallar nuevas aplicaciones a indicaciones médicas de fármacos ya comercializados, lo que se conoce como reposicionamiento o 'reprofiling'. Para ello cuenta con una plataforma computacional de 'screening virtual' propia.

Noticias relacionadas

La dolencia para la que se destina el fármaco tiene hasta ahora un único tratamiento, "pero solo está indicada para la fase temprana de una de las variantes de la enfermedad", según Josep Gámez, jefe de grupo de Sistema Nervioso y Periférico de VHIR, coordinador del estudio clínico. Además el precio es muy elevado.

Som Biotech cuenta hasta la fecha con un total de sieter patentes de indicaciónmédica, una de ellas la del fármaco ensayado con el VHIR. La compañía obtuvo en el 2013 el premio Emprenededor XXI Emprenededor XXIen el apartado 'Creces', una iniciativa de La Caixa y el ministerio de Industria