Ir a contenido

iniciativa por el blanqueo de capitales

La fiscalía suiza registra la sede del HSBC en Ginebra

La investigación surge tras los nuevos datos de la 'lista Falciani'

EL PERIÓDICO / MADRID

La fiscalía suiza ha abierto una investigación a la filial en el país de banca privada (para clientes de rentas elevadas) del banco británico HSBC, el mayor de Europa, por un posible delito de blanqueo de capitales. Dos fiscales realizaron ayer un registro de la sede en Ginebra de la entidad.

En un comunicado, el ministerio público justificó esta acción por las «recientes revelaciones públicas». En los últimos días, medios de 42 países, a partir de los datos de la llamada lista Falciani, publicaron que la filial suiza del HSBC ayudó a al menos 2.500 clientes (entre ellos ciudadanos españoles) a evadir impuestos entre el 2005 y el 2007 a través de una red con presencia en varios paraísos fiscales.

La fiscalía explicó que la investigación afecta de momento solo a la entidad, pero dejó la puerta abierta a que incluya a personas si hay indicios de que participaron en el supuesto delito. El HSBC pidió disculpas a sus clientes e inversores el pasado domingo mediante una publicidad que apareció en los principales periódicos británicos. La entidad admitió que los controles de aquellos años no fueron lo suficientemente estrictos, pero aseguró que la situación se ha corregido.

Herve Falciani, exempleado del HSBC, destapó en 2009 una gran trama de fraude fiscal al poner al descubierto miles de cuentas bancarias. La primera lista de evasores llegó a España en el 2010. La Agencia Tributaria no abrió una inspección, sino que reclamó a los 659 titulares españoles de las cuentas que regularizasen su situación, lo que le permitió recaudar 260 millones de euros. La Audiencia de Madrid acaba de ordenar investigar aquella posible amnistía que les evitó penas de hasta  seis años de cárcel.

0 Comentarios
cargando