21 sep 2020

Ir a contenido

El Gobierno incentiva el 'fracking' con un impuesto que ingresarán las autonomías

El nuevo gravamern a la producción de petróleo y gas también beneficiará los ayuntamientos y propietarios del suelo

AGUSTÍ SALA / BARCELONA

En plena polémica por el 'fracking' (obtención de hidrocarburos mediante fracturación hidráulica) y las prospecciones de Repsol en Canarias, el Gobierno vuelve a apoyar la producción de petróleo y gas. Mediante una reforma de la ley de hidrocarburos, el ministerio de Industria ha decidido introducir un nuevo impuesto a la producción y explotación de petróleo y gas. 

Para reducir las reticencias de los territorios, está previsto que una parte de la recaudación sea para las autonomías en las que de produzca la actividad, así como los ayuntamientos. Los propietarios de los suelos en los que se instalen las explotaciones también recibirán hasta el 1% del valor de lo obtenido mientras dure la concesión.

El consejo de ministrtos ha aprobado el anteproyecto de ley que modifica la Ley de Hidrocarburos. En rueda de prensa, el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha señalado que este tributo a la exploración y explotación de hidrocarburos permitirá que una parte de los recursos "revierta en las comunidades autónomas o entidades locales donde tengan lugar, y si es en el mar a la comunidad autónoma más próxima al lugar de las extracciones".

Asimismo, el titular de Industria dice que con el nuevo marco legal se actualiza también el canon que ya pagan las empresas para abordar las exploraciones, incrementándose.

La reforma también tiene por objetivo "crear un mercado organizado del gas en España e introducir medidas para fomentar la competencia y combatir el fraude".