07 ago 2020

Ir a contenido

El Tesoro coloca letras con tipos de interés negativos por primera vez en la historia

Los inversores pagan al Estado el 0,020% por comprar su deuda a tres meses

El Tesoro logró colocar ayer letras a tres meses a cambio de un tipo de interés negativo. Por primera vez en la historia, los inversores pagarán al Tesoro español para que este les ceda títulos de deuda pública en lugar de que sea el Estado quien abone cantidades a los ahorradores.

Después de encadenar varios meses en mínimos históricos, en el entorno del 0%, el tipo de interés de las letras a tres años se colocó en un insólito -0,020%.

La última vez que estos títulos se sacaron a subasta, el pasado 22 de julio, se vendieron 640 millones con una rentabilidad media del 0,127% y una marginal del 0,138%.

Confianza

La semana que viene el Tesoro celebrará otra emisión de letras a 3 y 9 meses y espera que las cifras sigan a la baja, por lo que el interés podría situarse también en cifras negativas en el mercado primario.

Según el analista de XTB Javier Urones, consultado por Europa Press, es muy positivo obtener niveles de financiación de esta índole que reflejan la fortaleza de España y muestran que la renta soberana española se ha convertido en un "activo de moda".

A su juicio, los tipos se estabilizarán en estos niveles hasta el que Banco Central Europeo (BCE) empiece a subir los tipos de interés cuando se afiance la recuperación económica en Europa.

Los bajos de tipos de interés están siendo aprovechados por el Ministerio de Economía para acelerar la colocación de deuda prevista para el conjunto del año. El Tesoro ha cubierto ya casi el 80% de sus necesidades de financiación para este año.

Subasta cancelada

Hoy mismo, el Tesoro ha cancelado la emisión de bonos y obligaciones prevista para este jueves ante la falta de demanda característica del periodo estival.

El Ministerio de Economía ha recordado que el Tesoro lleva 11 años suspendiendo una de las subastas de bonos y obligaciones del mes de agosto por ser un mes en el que suele haber pocos inversores debido al periodo estival. "Pero no por falta de interés", han subrayado fuentes del Ministerio de Economía. La emisión se desconvocó el pasado 1 de agosto.