OBLIGATORIO DESCONECTAR

Francia acuerda que los trabajadores apaguen el móvil al salir del trabajo

La medida afecta a los empleados de empresas tecnológicas y consultoras como Google, Facebook, Deloitte y PwC

Se persigue que los jefes no invadan el tiempo personal de los técnicos y se cumpla la jornada de 35 horas

Usuarias pendientes de sus móviles, en L’Hospitalet de Llobregat.

Usuarias pendientes de sus móviles, en L’Hospitalet de Llobregat. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

Las tecnologías han alargado la conectividad y la disponibilidad de los trabajadores con su empresa de tal manera que a veces se difumina qué es jornada y qué es asueto. Francia ha querido poner fin a esta tendencia y blindar la jornadade 35 horas con un pacto que han firmado empresarios y sindicatos del sector de la tecnología y también los consultores. El acuerdo obliga a los empleados a apagar sus teléfonos móviles a partir de las 18.00 horas, cuando suelen salir del trabajo, para que sus jefes respeten su tiempo de descanso.

El acuerdo, que afectará a compañías como Google, Facebook, Deloitte y PwC, también prohibirá acceder al correo electrónico y a otros materiales relacionados con el trabajo fuera del horario laboral.

11 horas 'off'

Los empleados deberán apagar durante 11 horas diarias los móviles y tabletas que les conectan con la oficina, y, a su vez, las empresas deberán establecer un mecanismo para supervisar que se cumple esa prohibición de estar desconectado realmente.

El acuerdo, alcanzado por la Confederación Francesa Democrática del Trabajo (CFDT) y la Confederación Francesa de Cuadros Directivos (CFE-CGC), con la patronal del sector de la ingeniería, informáticos, consultores y recursos humanos, se ha logrado tras medio año de trabajo. Con él se quieren poner freno a las jornadas sin fin, regular bien los descansos y las cargas de trabajo.

Te puede interesar

El documento deberá ser aprobado por el Gobierno antes de su publicación en el BOE francés.

El texto especifica que las jornadas de trabajo deben ser razonables y asegurar un buen reparto del trabajo en el tiempo.