Vecinos de lugares turísticos narran cómo les afecta vivir rodeados de turistas en verano

Residentes en la Sagrada Família, la Rambla, el Gòtic, la Barceloneta o cerca de algún monumento de Gaudí o de algún foco turístico explican los pros y contras de los visitantes extranjeros

Andrea García, sentada, vive al lado del Parque Güell.

Andrea García, sentada, vive al lado del Parque Güell. / ELISENDA PONS

1
Se lee en minutos
MIREIA MOYA / Barcelona

Durante los meses de verano son muchos los extranjeros que eligenBarcelonacomo destino turístico. No en vano se sitúa entre la quinta y la sexta posición en 'ránkings' de capitales más visitadas de Europa yocupa el cuarto lugar de ciudades europeas que reciben más turistas internacionalesturistas.

En temporadas anteriores, las cifras parajulioyagosto superaban los600.000 visitantes por mes y para este año se prevén resultados similares. Junio representa el 9,2% del total depernoctaciones anuales, julio el 10,5% y agosto el 10,8%.

Aun así, a diferencia del resto del año, los viajeros que llegan durante latemporada estival responden fundamentalmente al perfil del visitante vacacional. Su presencia, tan positiva para la economía local, está rodeada de luces y sombras para la gente que tiene que lidiar con ellos desde el momento en que ponen un pie fuera de su casa.

Noticias relacionadas

Estos son los sufridos vecinos de laSagrada Família, laRambla, elGòtic, laBarcelonetay, en general, todos aquellos que viven delante de algún monumento deGaudío de algún foco turístico.

>> Lea la información completacómo viven los vecinos de las zonas más turísticas de Barcelona en e-Periódico.