Guindos pide al Eurogrupo que le ayude a bajar la prima de riesgo

La eurozona exige al Gobierno una "aplicación estricta" del plan para reducir el déficit público

Alemania insiste en que España puede superar por si sola la crisis sin un rescate de la eurozona

Luis de Guindos conversa con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el comisario europeo Olli Rehn, ayer.

Luis de Guindos conversa con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, y el comisario europeo Olli Rehn, ayer. / REUTERS / YVES HERMAN

3
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Luxemburgo (Enviado Especial)

ElGobiernoha continuado con su estrategia de declaraciones confusas y ambiguas entorno alrescate, que en nada contribuye a restablecer la credibilidad de España ante los inversores y los mercados. El ministro de Economía, Luis deGuindos, ha reclamado a sus socios al llegar a la reunión delEurogrupoque ayuden a España a rebajar la prima de riesgo que castiga la deuda pública española sin explicar cómo. De Guindos ha admitido que la elevada prima de riesgo, 420 puntos básicos con respecto al bono alemán, bloquea la recuperación de la economía española.

España, ha asegurado el ministro, va a hacer "todos los esfuerzos" necesarios para reducir el déficit y aplicar las reformas económicas pedidas por la Unión Europea (UE), pero los demás países también tienen que contribuir a ese esfuerzo para "eliminar las dudas" que persisten sobre "el futuro del euro y que penalizan a la deuda pública española".

El Eurogrupo, por su parte, ha reclamado al Gobierno de Mariano Rajoy "una aplicación estricta" de los planes de reducción del déficit. "El cumplimiento de los objetivos de déficit público aseguraran el nivel de financiación en una senda sostenible", ha advertido el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, al concluir la reunión. Juncker ha alabado el programa de reformas aprobado por el Gobierno español, pero ha evitado cuidadosamente cualquier respaldo explícito al proyecto de presupuestos para el 2013.

RECUPERACIÓN EN PELIGRO

"En estos momentos, en la prima de riesgo de una serie de países se han reflejado esas dudas sobre el futuro del euro y eso hay que eliminarlo", ha argumentado De Guindos al llegar al Eurogrupo. "España tiene que hacer su parte y España lo va a hacer todo, el cumplimiento de la senda de déficit público y las reformas económicas", ha añadido el ministro. "Pero, por otro lado, tenemos que avanzar también es en la eliminación de todas las dudas que existen sobre el futuro del euro. Eso es fundamental", ha subrayado De Guindos. "Mientras existan dudas sobre el futuro del euro, es difícil que exista una recuperación en España", ha insistido el ministro.

El programa del Banco Central Europeo (BCE) para comprar deuda pública de países en apuros "es un paso fundamental" para acabar esas dudas, ha destacado De Guindos. "Pero son pasos también fundamentales avanzar en la unión bancaria y en la unión fiscal", ha recalcado el ministro, en referencia a las reticencias de Alemania, Holanda y Finlandia a que la futura recapitalización directa de los bancos por el fondo de rescate pueda aplicarse con efectos retroactivos a España.

"Todos estamos en el mismo barco y todos somos conscientes de que el futuro del euro lo sacamos entre todos. Todos tenemos que contribuir haciendo esfuerzos por nuestra parte", ha insistido De Guindos en un nuevo llamamiento velado al núcleo duro del Eurogrupo liderado por Berlín.

SIN AYUDA

Noticias relacionadas

Sin embargo, Alemania y los otros países que se consideran ejemplares no han dado signos de estar inclinados a modificar su postura. "España no necesita ningún programa de ayuda financiera", ha reiterado el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble. "España puede salir por sí sola de la crisis. Está haciendo todo lo necesario en materia de política fiscal y reformas estructurales", ha añadido Schäuble. En la misma línea, el ministro luxemburgués de Finanzas, Luc Frieden, también ha afirmado que "España no necesita ninguna ayuda en este momento".

Incluso la Comisión Europea, que se había mostrado favorable a un rescate preventivo de España para reducir sus costes financieros, parece considerar que esa medida ya no es urgente. El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha declarado que era "menos pesimista" respecto a la situación económica de la eurozona que hace unos meses gracias a las medidas emprendidas por España y otros países.