Montoro dice que las cuentas del 2013 "abren la puerta" a la recuperación"

El ministro de Hacienda presenta en el Congreso unas cuentas ajustadas al objetivo de déficit

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha presentado en el Congreso de los Diputados los presupuestos del Estado al Presidente del Congreso, Jesus Posadas.

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, ha presentado en el Congreso de los Diputados los presupuestos del Estado al Presidente del Congreso, Jesus Posadas. / DAVID CASTRO

4
Se lee en minutos
AGUSTÍ SALA / ROSA M. SÁNCHEZ / Barcelona / Madrid

El ministro de Hacienda,Cristóbal Montoro, ha asegurado que el proyecto de ley depresupuestos del 2013 contiene las medidas para abrir"el camino del crecimiento y de la creación de empleo en España ycumplir con el objetivo de déficit que requiere la economía española".

Parasalir de la crisis, "hay que reducir los números rojos y el endeudamiento para recobrar la confianza", ha añadido.Los Presupuestos del Estado contienen un conjunto de gastos consolidados no financieros de 365.523,53 millones de euros, con un crecimiento del 2,2% y unos ingresos de 266.114,6 millones de euros, con un aumento del 0,9%.

Las cuentas del 2013 contienen un ajuste de más de 13.000 millones que se apoya más sobre el gasto que sobre el ingreso, según ha dicho Montoro al presentar las cuentas para el próximo ejercicio entregadas en el Congreso. Las cotizaciones sociales, con un total de 105.863,2 millones, bajarán el 0,4%

El titular de Hacienda ha afirmado que el esfuerzo reclamado a los ciudadanos es "equilibrado" y que se ha apostado porque "no recaiga sobre los que menos tienen" y demostrar que España es "el socio fiable del sur" de Europa. En cuanto a las previsiones, el año que viene se pronostica una caída de la actividad del 0,5%, mucho más suave que en el 2012, aunque muy por debajo de lo pronosticado por diversas instituciones; pero que, en su opinión, "abrirá la puerta" para la recuperación. Ha destacado que se reducirá mucho la caída de la inversión.

Montoro ha entregado este sábado en el Congreso de los Diputados el proyecto de ley de los presupuestos generales del Estado (PGE) para el 2013, unas cuentas que han sido definidas por el Gobierno como unas cuentas "para salir de la crisis", con un "equilibrio" entre los ajustes por la vía del gasto y de los ingresos.

Formato digital

Por segunda vez consecutiva --las dos este año, por el retraso en la aprobación de los presupuestos del 2012-- la entrega de las cuentas públicas se ha hecho en formato digital, tanto en BIDI --código QR que funciona como un acceso directo a la página web-- como con un lápiz USB. Además, la Cámara baja también ha recibido los tradicionales libros acompañados de CD.

Montoro ha llegado al Congreso pasadas las 10.30 horas de este sábado, una fecha atípica --generalmente los PGE llegan en martes a la Cámara baja-- por la necesidad de cumplir los plazos estipulados en la legislación, que obligan a que las cuentas estén registradas tres meses antes de que venzan los Presupuestos en vigor.

En la entrega, el ministro ha estado acompañado por los secretarios de Estado de Hacienda, Miguel Ferre; de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás; y de Administraciones Públicas, Antonio Beteta. Juntos han posado con el código BIDI y, posteriormente, han sido recibidos por el presidente del Congreso, Jesús Posada, en su despacho.

Unos cinco minutos más tarde, los responsables gubernamentales, el presidente de la Cámara Baja y el presidente de la Comisión de Presupuestos, Alfonso Guerra (PSOE), han acudido al Salón de Pasos Perdidos o Salón de Conferencias, donde Posada ha dicho estar "encantado de estar aquí hoy".

A mediodía el proyecto de ley estará colgado en la red para que cualquier ciudadano pueda consultarlo libremente.

Líneas maestras

El proyecto de ley de presupuestos generales contempla un ajuste de 13.000 millones de eurosq ue se destinará, prácticamente, a financiar la partida destinada a pagar los intereses de la deuda, que se eleva en 10.000 millones, y las pensiones. El objetivo será, un año más, alcanzar el objetivo de déficit del 3,8% pactado con Bruselas para el 2013.

En concreto, los gastos del Estado crecerán un 5,6% en el 2013 hasta los 169.775 millones de euros por las mayores aportaciones a la Seguridad Social (+74,9%), que ha de hacer frente al pago de pensiones y prestaciones por desempleo, y por la necesidad de hacer frente a los intereses de la deuda.

El gasto del Estado excluidos estos elementos quedaría en 80.317 millones, lo que supone un 7,3% menos. Por otro lado, el gasto de los ministerios ascenderá a 39.722 millones de euros, lo que supone un ahorro del 8,9%. En cuanto a la composición del gasto, un 63,6% se destinará a gasto social, un 17,2% a transferencias autonómicas, un 6% a la financiación de servicios públicos básicos y el resto a actuaciones de carácter económico (4,5%), actuaciones productivas (4,1%) y resto de actuaciones (4,6%).

Por el lado de los ingresos tributarios, se prevé alcanzar los 175.177 millones antes de la cesión a entes territoriales, lo que supone un 3,8% más sobre lo presupuestado en 2012 y un 2,7% más respecto a la ejecución.

Noticias relacionadas

El dictamen definitivo de la Comisión de los Presupuestos, ya con los cambios que se hayan introducido, pasará al Pleno de la Cámara baja en la semana del 12 al 15 de noviembre, donde cada uno de los ministros del Gobierno defenderá las cuentas de sus respectivo departamento.

Una vez aprobado el proyecto en el Congreso, en vísperas de las elecciones catalanas, el texto se remitirá al Senado, donde se reproducirá toda la tramitación. El proyecto de ley regresará a la Cámara Baja con los cambios pertinentes a finales de año para ser aprobado de forma definitiva en la semana del 17 al 20 de diciembre, antes de las Navidades. Y el 1 de enero de 2013, los Presupuestos entrarán en vigor.