VOTACIÓN CLAVE EN EL PARLAMENTO ALEMÁN

La debilidad de Merkel limita la capacidad europea contra la crisis

La misión de la UE y el FMI vuelve a Atenas para negociar la entrega del nuevo préstamo a Grecia

El Bundestag aprobará hoy dividido los nuevos poderes del fondo de rescate de la zona euro

Un pensionista griego muestra el recibo de un impuesto durante una manifestación ante el Ministerio de Finanzas en Atenas.

Un pensionista griego muestra el recibo de un impuesto durante una manifestación ante el Ministerio de Finanzas en Atenas. / AFP / LOUISA GOULIAMAKI

3
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS
BRUSELAS

La debilidad política de la cancillera alemana, Angela Merkel, está creando una dificultad adicional a la grave crisis de la deuda pública que atraviesa la zona euro y puede comprometer la capacidad de la Unión Europea (UE) de adoptar con rapidez las medidas necesarias para blindarse frente a los ataques especulativos de los mercados financieros.

Merkel afronta hoy una votación clave en el Parlamento alemán para aprobar la flexibilización y los nuevos poderes del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera acordados en la cumbre europea del 21 de julio para evitar el contagio de la crisis griega al resto de la zona euro. Esos nuevos poderes incluyen la capacidad de intervenir en el mercado secundario de deuda pública en apoyo a los países que sufren ataques especulativos y la posibilidad de utilizar los fondos para ayudar a la recapitalización de bancos de países que no estén sometidos a tutela.

DIVISIÓN CONSERVADORA / La oposición de una fracción disidente de la coalición gubernamental conservadora-liberal alemana a ese reforzamiento indispensable de la capacidad de actuación del fondo de rescate socava la autoridad política de Merkel y puede restringir aún más la ya reticente disposición de Alemania de incrementar su contribución al rescate de Grecia y los otros países en apuros si fueran necesarios nuevos esfuerzos ante un eventual agravamiento de la crisis. Esa misma falta de autoridad política interna de Merkel acentúa las dudas de los inversores y de EEUU sobre la capacidad europea de resolver eficazmente esta crisis financiera.

La ratificación de los nuevos poderes del fondo europeo de rescate por parte de Alemania está garantizada, porque la oposición socialdemócrata y verde ya ha anunciado su respaldo a la medida. Sin embargo, si Merkel no consigue suficientes votos en sus propias filas para garantizarse la aprobación sin la ayuda de la oposición su capacidad de actuación futura quedará muy erosionada y a la Comisión Europea y a los otros socios de la eurozona les resultará mucho mas difícil asegurarse nuevos esfuerzos de Alemania en la gestión de la crisis financiera.

Precisamente, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, responsabilizó a «los estrechos intereses nacionales» de los países europeos de las actuales dificultades de la UE durante su intervención ante el pleno del Parlamento Europeo. Barroso aprovechó también su discurso sobre el Estado de la UE para defender el incremento de la capacidad de préstamo del fondo de rescate a la que se opone Berlín y la creación futura de eurobonos, también rechazada firmemente por Merkel.

APROBADO FINLANDÉS / La ratificación ayer por el Parlamento finlandés de la citada ampliación de poderes del fondo de rescate elevó a diez la cifra de países de la eurozona donde se ha superado ese trámite: España, Francia, Italia, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Irlanda, Grecia, Eslovenia y Finlandia.

Noticias relacionadas

Estonia tiene previsto votar hoy, Austria mañana y Chipre la semana próxima. Holanda, Eslovaquia y Malta han indicado que votarán en octubre pero las fechas no están claras. La Comisión Europea espera que cuando el fondo de rescate pueda utilizar sus nuevos poderes disminuirá la presión y los ataques especulativos contra los países con mayor déficit o deuda de la zona euro, como España e Italia.

La decisión de la troika formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) de reanudar hoy las negociaciones en Atenas con el Gobierno ha abierto la vía para la entrega del nuevo préstamo a Grecia, aunque todavía quedan muchos detalles por concretar.