Ir a contenido

ESTRATEGIA PARA CRECER CON MENOS CONTAMINACIÓN

El Govern quiere fomentar la biomasa para producir energía

Un total de 11 proyectos con una potencia de casi 90 megavatios están en fase avanzada

El Ejecutivo catalán, que participa en una planta, ve una vía de crear empleo y de aprovechamiento forestal

AGUSTÍ SALA / Barcelona

El Govern pretende potenciar la decaída producción energética a partir de biomasa en Catalunya. Un total de 11 proyectos que suman casi 90 megavatios (MW) de potencia se encuentran en una fase administrativa avanzada. El objetivo es acelerarlos y fomentar esta energía renovable que aprovecha materia orgánica o inorgánica fruto de procesos biológicos o mecánicos para generar energía. En la actualidad solo está en funcionamiento una planta en Móra d'Ebre (Ribera d'Ebre) y el Govern participa con el Estado y el Consell Comarcal de La Selva en una experimental en Santa Coloma de Farners. El resto son pequeñas instalaciones para uso doméstico, industrial o edificios públicos.

Desde la Generalitat se fomentan los acuerdos con propietarios forestales y de otros residuos útiles para producir energía con el objetivo de que entren en el capital de los proyectos de biomasa previstos. Es una fórmula que garantizaría y la estabilidad de precios de la materia prima y la rentabilidad de las plantas que, en algunos casos, tropiezan con la oposición vecinal y ecologista. Se trata esencialmente de los que producen a partir de combustión, pese a que los efectos en la atmósfera en términos de dióxido de carbono son neutros.

En los 11 proyectos actuales, a los que se suman otros 11 en fases menos avanzadas, participan desde centrales fruteras como Nufri a Comsa Emte y Abantia o la eléctrica alemana RWE. El plan de la energía, que el actual Govern está rehaciendo, preveía unos 50 MW de potencia instalada con biomasa en el 2015. No se descarta aumentar el objetivo si el Govern logra su objetivo de acelerar proyectos.

>> Más información en e-Periódico